Informe Anual

El Banco de España opina que hay margen para un nuevo recorte en los sueldos de los funcionarios

El organismo calcula que un sistema salarial flexible habría evitado la destrucción de 85.000 empleos

Fernández Ordóñez reclama crear sanciones para las autonomías que no cumplan los objetivos de déficit

2
Se lee en minutos
ROSA MARÍA SÁNCHEZ / Madrid

ElBanco de España considera que aún es preciso un "ajuste enérgico" que permita sanear lasfinanzas públicas españolas de manera "rápida y sólida", según afirma en suInforme Anual, difundido esta mañana.

Por el lado de los gastos, el Banco de España considera que existe "cierto margen" para abordar unnuevo ajuste en la remuneración por asalariado de los funcioniarios "dado que se observandiferencias salariales signifcativas entre la remuneración por asalariado en el sector público frente al privado", sobre todo --añade-- "en los estratos de baja cualificación".

También quedamargen para el recorte de gastos --según el organismo regulador-- en la inversión pública y en las transferencias y subvenciones de las administraciones.

Por el lado de los ingresos, elBanco de España sugiere actuar sobre los impuestos que gravan la propiedad inmobiliaria y el consumo, fundamentalmetne elIVA, y recortando desgravaciones fiscales.

Más disciplina sobre las autonomías

Con todo, elBanco de España subraya que la principal fuente de incertidumbre para la reducción del déficit reside en lascomunidades autónomas. En suInforme Anual, el organismo aboga por extender lasreglas de techo de gasto a estas administraciones y también por establecer de un nuevo mecanismo de sanciones para introducir mayor disciplina en lascomunidades autónomas. No obstante, se admite que "no es fácil definir estas (sanciones) de manera que su aplicación sea efectiva".

Salarios flexibles

ElBanco de España valora que la economía española ha iniciado una senda delenta recuperación, que no está exenta de incertidumbres, y aconseja seguir adelante con lasreformas iniciadas por el Gobierno y con las que forman parte del tradicional recetario de este organismo.

En particular, el organismo que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez, recomienda el desarrollo deun nuevo sistema de negociación salarial más flexible que el actual,desvinculado de la inflación, y con posiblidad de revisión trimestral en función de la evolución económica. Con este modelo "extremo" --reconoce-- de fijación salarial, calcula que se habría ahorrado la destrucción de85.000 puestos de trabajo."En ausencia de rigidez, por ejemplo, los salarios hubieran caído un 1,4% en el 2009, frente  al crecimiento del 4% observado", cita como ejemplo, y ello --añade-- habría significado un impulso positivo sobre el PIB de 2,6 puntos en el 2010 (un año en el que la economía retrocedió el 0,1%).

Sector financiero

En relación al sector financiero, elBanco de España da cuenta del actual "proceso profundo dereestructuración y recapitalización" de las entidades, en general, y de lascajas de ahorros, en particular, orientado a que el 30 de septiembre de este año (o marzo del 2012, como muy tarde) todas ellas tengan elevado nivel de capital principal mínimo (del 8% o del 10%, según los casos)

Noticias relacionadas

"En cualquier caso --se afirma-- las entidades se enfrentan todavía a retos importantes relacionados con la aún frágil situación económica de algunos de sus prestatarios, el crecimiento de sus fuentes de financiación y su exposición al sector inmobiliario, por lo que deberán seguir haciendo esfuerzos por fortalecer su posición financiera y reducir su estructura de costes"

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico