Previa de la Supercopa de España

Un Real Madrid con piel de cordero

El técnico del Real Madrid es un entrenador singular que siempre es transparente en la sala de prensa con intervenciones repletas de naturalidad y sentido común. Pero en la previa del ‘Clásico’ de Riad ha cargado de tópicos su discurso, elogió al Barça y escondió su once.

Casemiro y Dani Ceballos, en el entrenamiento del Real Madrid en Riad. 

Casemiro y Dani Ceballos, en el entrenamiento del Real Madrid en Riad.  / @realmadrid

2
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

La desconfianza es la característica más necesaria de un jugador de ajedrez, y quizás sea eso lo que explique el cambio de discurso de Carlo Ancelotti en las últimas 48 horas. Desde el sábado por la noche, cuando tras ganar al Valencia admitió sin tapujos que el Real Madrid es “favorito” en la semifinal ante el Barcelona de la Supercopa, a la rueda de prensa en Riad este martes a las 15.30 (hora española), donde el mensaje había cambiado diametralmente: “En un partido así no hay favorito, y menos cuando parece una final”. El italiano ya ha comenzado a jugar esta partida. 

Tópicos y elogios

El sonriente Carletto que celebraba la goleada de los suyos al Valencia (4-1), se había transformado en el diplomático Ancelotti que acudía a un terreno poco habitual en él, el de los tópicos: “No hay favorito”, “parece una final”, “es un clásico”… El discurso del técnico del Real Madrid fue mucho más moderado en Riad. Obró como un buen ajedrecista, sin asumir riesgos innecesarios: “En un partido así no hay favorito, y menos cuando parece una final. Todos los partidos me crean miedo, el del Valencia por ejemplo antes estaba muy nervioso. Sé perfectamente qué es un ‘Clásico’, me preocuparía si los jugadores piensan que son favoritos, pero no lo piensan”.

Después el italiano, siguiendo el manual, pasó a elogiar al rival, quizás por aquello de que el elogio debilita. “Me gusta este Barcelona porque tiene una idea clara del juego que quiere hacer. Sigue la línea de la identidad de este club. Han tenido una buena racha. Con sus ideas el equipo va a mejorar. Además de los veteranos que tienen como Piqué, Alba, Busquets... hay jóvenes que destacan, empujando. Gavi, Nico... Hay jugadores con mucho futuro ahí”.

Para concluir hablando de su equipo sin decir en realidad nada concreto. Admitió que tenía dos dudas, pero no arrojo luz sobre ellas: “Carvajal es una, otra es la banda derecha... También tengo jugadores frescos como Rodrygo que se puede utilizar en lugar de Asensio. Ha vuelto Jovic. En la previa, como siempre que se juega contra el Barça, hay preocupación, pero también ilusión. Gusta jugar estos partidos”.

Noticias relacionadas

Un tipo de discurso habitual en otros, pero extraño en un técnico transparente que aporta a todas sus intervenciones la frescura de su naturalidad y un sentido común poco habitual en sus declaraciones. Pero esta vez Carletto se disfrazó de entrenador convencional a las puertas de un Clásico.

Sin embargo, al final de la jornada dejó un detalle que confirma que el italiano es un técnico singular, dejando a la prensa presencia el entrenamiento completo del Real Madrid. Algo que no ocurría desde hace más de seis años. Concretamente desde que Ancelotti dirigió a los blancos en su primera etapa. Porque el italiano, normalmente, no suele tener nada que ocultar. Aunque esta vez parece que al menos hay algo le inquieta, a juzgar por su discurso en la rueda de prensa. A Ancelotti le incomoda cargar con la presión del favoritismo.