El desastre blanquiazul

El descenso del Espanyol femenino: "No me lo voy a perdonar en la vida"

  • El club perico, uno de los fundadores de la Liga, baja a Segunda por primera vez en sus 50 años de historia tras una nefasta temporada

  • "Volveremos a Primera sí o sí, tenemos el ejemplo del primer equipo masculino", asegura la coordinadora Raquel Cabezón. 

Marianela Szymanowski, en el centro, lamenta la derrota contra el Atlético.

Marianela Szymanowski, en el centro, lamenta la derrota contra el Atlético. / LALIGA

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

La alegría no ha sido completa en el Espanyol . El ansiado ascenso del primer equipo masculino, campeón de Segunda, ha venido acompañado de un batacazo histórico en el femenino. El club perico, uno de los fundadores de la Liga, consumó este fin de semana su primer descenso en 50 años. El covid evitó la catástrofe el curso pasado, cuando todo apuntaba al desastre. En este no ha habido perdón. La última derrota ante el Atlético (4-1) combinada con otras desgracias certificó la caída al infierno de las blanquiazules. 

El descenso supone un revés en un equipo que llegó a ser campeón de la Superliga femenina en 2006 y que cuenta con seis copas de la Reina en su palmarés. Las restricciones presupuestarias han ido reduciendo el potencial de una plantilla que consumó la catástrofe a dos jornadas del final de Liga. Las pericas llevaban nueve partidos sin ganar y solo tres puntos sumados de los últimos 30.

Fiasco consumado

El bloque de Rubén Casado ha firmado su segunda temporada consecutiva para olvidar. Como cuenta el tópico, cuando alguien juega con fuego se acaba quemando. La pandemia supuso un milagroso salvavidas en el campeonato anterior, pero el Espanyol no acabó de aprender la lección y selló el fiasco en esta Liga. Solo queda pedir disculpas, levantarse y empezar a preparar el retorno. 

Aunque el Barça acapara ahora todos los focos del éxito, el Espanyol cuenta con una tradición más antigua en la máxima categoría del fútbol femenino en España, un rango que no había perdido hasta este fin de semana. Las pericas dejan al Levante como único club que nunca ha sufrido un descenso.

"Las primeras piedras"

"Estamos muy dolidas. Por la afición y por los que pusieron las primeras piedras para que el Espanyol fuera pionero en el fútbol femenino", remarcó el club en un comunicado tras confirmarse la tragedia. "En el Espanyol la palabra rendirse no existe. Hoy comenzamos el camino de vuelta", agregó la nota blanquiazul. 

Horas después llegó el turno de Raquel Cabezón, la coordinadora del fútbol femenino blanquiazul, que no confirmó si seguirá en el cargo. "Quiero pedir disculpas a los aficionados porque son los que más sufren. Volveremos a Primera sí o sí. Es donde merece estar este club por historia", reflexionó la dirigente, que tiene una referencia clara muy cerca.

"Pido perdón a los que aman este club. No sé cómo ni cuando, pero sé que volveremos a Primera porque va en nuestro ADN el caer y el levantarse. Lo siento"

Anaïr Lomba / Delantera del Espanyol

"Hay que seguir el ejemplo del primer equipo masculino. Debemos aprender de los errores, asumirlos y trabajar para que no vuelvan a ocurrir y crecer sin parar", añadió Cabezón, que defendió una mejoría respecto al año pasado. "Veníamos de una temporada sin ganar ni un partido. En este curso hemos competido, pero no ha sido suficiente". 

Visión de futuro

La grave lesión de la delantera Nadezhda Karpova y las limitaciones para reforzar la plantilla han acabado condenando al Espanyol. "Los recursos son los que son y debemos aprovecharlos al máximo. Para el año que viene se quiere formar una base con la cantera, pero deben llegar también jugadoras de fuera. Venir al Espanyol debe ser atractivo. Tenemos un proyecto con visión de futuro. No vendo humo", apunto Cabezón. 

Noticias relacionadas

Entre las jugadoras, la gallega Anaïr Lomba expresó su dolor por el descenso en una carta publicada en las redes sociales. "Pido perdón a los que aman este club. Le hemos fallado al escudo. No sé cómo ni cuando, pero sé que el club volverá a Primera porque va en nuestro ADN el caer y el levantarse. Lo siento, no me lo voy a perdonar en la vida", escribió la delantera.