Golf

Matsuyama, un nuevo héroe para Japón

El golfista de 29 años hace historia con su victoria en el Masters y su nombre emerge como candidato para encender el pebetero en los Juegos

"No puedo imaginar cómo será, pero qué emoción y honor será para mí llevar la chaqueta verde a Japón", asegura tras su victoria

Matsuyama sonríe y levanta los brazos al cielo, vestido ya con la chaqueta verde de ganador del Masters

Matsuyama sonríe y levanta los brazos al cielo, vestido ya con la chaqueta verde de ganador del Masters / Erik Lesser / Efe

Se lee en minutos

Hideki Matsuyama era hasta ahora un deportista de cierto prestigio en Japón. Pero con su victoria en el Masters de Augusta este domingo, convirtiéndose en el primer golfista japonés y el segundo asiático en vestirse con la chaqueta verde de campeón, se ha convertido en el nuevo héroe del país, a la altura de Naomi Osaka, la gran sensación del tenis femenino.

Incluso el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, valoró su actuación como “verdaderamente maravillosa” y a considerarlo un éxito en tiempos de pandemia y el nombre de Matsuyama corre ya de boca en boca como candidato para encender el pebetero en los Juegos Olímpicos que darán comienzo el 23 de julio en Tokio.

"Sería todo un honor", explicó Matsuyama, de 29 años, cuando le preguntaron por esa posibilidad. “Tengo muchas ganas de que lleguen los Juegos  y si estoy en el equipo, y parece que lo estaré, haré todo lo posible para representar a mi país, y espero jugar bien”, valoró, emocionado ante su vuelta a casa. "No puedo imaginar cómo será, pero qué emoción y honor será para mí llevar la chaqueta verde a Japón. Me hace mucha ilusión".

El nuevo 'maestro'

Matsuyama hizo historia en Augusta, algo que en su día persiguieron sin éxito algunos de sus compatriotas como Jumbo Ozaki y Tommy Nakajima, nombres importantes en un país donde el golf es muy popular y que presume de ser el tercero con más campos del mundo.  El nuevo ‘maestro’ inició la última vuelta con cuatro golpes de ventaja y acabó imponiéndose con un total de 10 bajo par. Jon Rahm, que se despidió a lo grande (66 golpes) fue quinto empatado, mientras José María Olazábal, a sus 55 años, acabó en el puesto 50.

Matsuyama se abraza a su caddie tras sellar su triunfo en Augusta

/ Kevin C Cox / AFP

"Estuve nervioso desde el inicio hasta el final", reconoció Matsuyama antes de recibir la chaqueta verde de manos de Dustin Johnson, ganador de la edición del 2020, disputada el pasado noviembre. "Ojalá sea un pionero para otros muchos japoneses que sigan mis pasos. Mientras tanto, intentaré ganar más veces", remarcó.

Admirador de Tiger Woods, Matsuyama reconoce, sin embargo, que fueron las estrellas japonesas del béisbol quienes tuvieron un mayor impacto en su juventud. “Las personas a las que admiraba eran principalmente jugadores de béisbol, Yu Darvish, Shohei Ohtani, Kenta Maeda", explicó. "En cuanto al golf, no tanto. Espero que ahora otros se inspiren por lo que ha pasado hoy aquí y sigan mis pasos", confió.

Un buen palmarés

Noticias relacionadas

Matsuyama no es ningún desconocido. Ya fue el mejor amateur del torneo en el 2011, además de quinto absoluto en el 2015 y séptimo en el 2016. Aún más cerca de ganar un torneo del Grand Slam estuvo en el Open de EEUU del 2017, cuando fue segundo. En total acumulaba siete 'top ten’ en grandes hasta esta cita.

"Llegué a Augusta con pocas o ninguna expectativa, pero a medida que avanzaba la semana, mientras practicaba, especialmente el miércoles, volví a sentir algo", dijo. "Encontré algo en mi swing. Y cuando eso ocurre, la confianza vuelve. Y así empecé el torneo con mucha confianza" explica la nueva estrella, seguida por los medios de comunicación japoneses allá donde juega, que se negó a proclamarse como el mejor jugador de su país. "No puedo decir que sea el más grande. Sin embargo, soy el primero en ganar un grande, ese listón lo he puesto".