11 ago 2020

Ir a contenido

el ajedrez y la pandemia

Los grandes maestros resisten al coronavirus

El Torneo de Candidatos, la antesala del Mundial, empieza el martes en la ciudad rusa de Ekaterimburgo

Los preceptivos apretones de manos antes y después del juego son ahora opcionales, dice la federación

Antonio Madridejos

Fabiano Caruana, el gran favorito del Torneo de Candidatos, durante una partida del último Mundial frente a Magnus Carlsen.

Fabiano Caruana, el gran favorito del Torneo de Candidatos, durante una partida del último Mundial frente a Magnus Carlsen. / REUTERS

El Torneo de Candidatos, el campeonato que decidirá quién es el próximo retador del actual campeón del mundo de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, se presenta este lunes en la ciudad rusa de Ekaterimburgo pese a las incertidumbres derivadas de la expansión del coronavirus. La FIDE, la federación internacional, mantiene el calendario pese a que uno de los ochos clasificados ha declinado participar. Tras la ceremonia de inauguración, las primeras partidas se disputarán el martes.

Los clasificados son el gran maestro estadounidense Fabiano Caruana, subcampeón del mundo y gran favorito; los chinos Ling Diren, número tres del ránking, y Wang Hao; el neerlandés Anish Giri; los rusos Ian Nepomniachtchi, Alexander Grischuk y Kirill Alekseenko (el más joven, con 22 años), y finalmente el francés Maxime Vachier-Lagrave, que ha sustituido a última hora al azerbaiyano Teimur Radyábov. El torneo se disputará con el sistema doble 'round-robin', es decir, todos contra todos a doble ronda (blancas y negras), con un total de 14 rondas. No se permitirá ofrecer tablas hasta después de 40 movimientos, lo que en principio garantiza juegos muy disputados.

Ni el ajedrez llena estadios con el público apelotonado ni Rusia es un país particularmente afectado por la pandemia -además, Ekaterimburgo, cuarta ciudad del país por población (1,4 millones), se encuentra cerca de los Urales, a casi 2.000 kilómetros de Moscú-. Sin embargo, la FIDE se ha curado en salud con una serie de medidas de prevención. Así, en la sala de juego habrá permanentemente un enfermera y el público será revisado antes de entrar en el auditorio con un control de temperatura. Habrá desinfectantes de manos a disposición de los presentes y también mascarillas por si fuera necesario emplearlas. "Los apretones de manos antes y después del juego son opcionales", dice. "Como se trata de un torneo de élite con solo ocho jugadores -justifica la FIDE-, eso nos permite controlar sus circunstancias personales, su estado de salud y brindarles atención personal".

Los favoritos

Es difícil predecir quién o quiénes pueden rivalizar con Caruana, el indiscutible favorito, que viene de imponerse en el torneo Tata Steel Masters, el más fuerte del año, con una holgada ventaja de dos puntos sobre el mismísimo Carlsen. Sobre el papel, solo puede hacerle sombra Ling Diren, un jugador extremadamente sólido y que ha tenido una enorme progresión en los dos ultimos años, tras superar los 2.800 puntos de la clasificación ELO. Al venir de China, su delegación ha debido pasar una cuarentena de dos semanas en una 'dacha' a las afueras de Moscú.

No obstante, lo cierto es que las diferencias de nivel entre los clasificados son escasas y no se descarta la sorpresa. Entre los aspirantes destacan también el experimentado Grischuk, un jugador genial pero conocido por sus problemas con el reloj, y el francés Vachier-Lagrave, aunque arrastra un año con discretos resultados, así como la eterna promesa Giri, que ya ha cumplido los 25. Y posiblemente se echa de menos -no se clasificaron- al eterno indio Viswanathan Anand y a los combativos Levon Aronian, armenio, y Shakhriyar Mamedyarov, azerbaiyano.

El ganador se enfrentará por el título mundial al noruego Carlsen a finales de año, aunque la fecha aún no se ha precisado. Posiblemente sea en diciembre en Dubái (Emiratos Árabes Unidos).

Temas Ajedrez