23 feb 2020

Ir a contenido

CITA EN MONTILIVI (DOM. 12.00 H)

El Girona recibe al Lugo en plena racha de Martí

"Va a ser un partido complicado, como todos, porque el Lugo concede pocas ocasiones", avisa el técnico

Jordi Danés

Mojica, en plena sesión de entrenamiento en el gimnasio, esta semana.

Mojica, en plena sesión de entrenamiento en el gimnasio, esta semana.

El Girona intentará prolongar su racha de imbatibilidad con Pep Lluís Martí al frente del equipo este domingo a mediodía en Montilivi. El rival es el Lugo, el equipo que frustró el ascenso a Primera División de los rojiblancos, entonces dirigidos por Pablo Machín, el ya lejano curso 2014/15. Ha llovido mucho desde entonces. De hecho, el Lugo ha visitado dos veces más el estadio gerundense (0-1 y 3-1) y el equipo de Montilivi tuvo tiempo subir a la élite y estar dos años entre la 'crême de la crême'.

"Es lógico que la gente se acuerde de ello porque aquel día se esfumó una cosa histórica que estaba muy cerca", reconoció el técnico. "Pero lo que nos interesa hoy a todos son los tres puntos de hoy. Va a ser un partido complicado, como todos, porque el Lugo es un equipo que concede pocas oportunidades a sus rivales", añadió el balear. Los gallegos, que solo han perdido dos partidos lejos del Anxo Carro, se encuentran en la zona tibia de la clasificación, aunque más preocupados de la zona baja que no por asomar la cabeza en los puestos de 'play-off', donde se encuentra el Girona.

Jonathan Soriano, única baja

Jonatan Soriano es la única baja de los rojiblancos, que tienen en la pareja Stuani-Borja García a uno de sus principales activos. "Son jugadores muy importantes para nosotros, pero como lo son todos. En este equipo tiene que sumar todo el mundo. El que juega mucho, el que no juega tanto, los entrenadores, la afición...".

Martí, que esta semana recuperará a Jozabed y Coris, confía hacer buena con una victoria el 3-3 de La Romareda en un partido lleno de alternativas y con excesivo descontrol (del 0-2 al 3-2 y al 3-3). "No me importa recibir tres goles si marcamos uno más que el rival. Yo lo que quiero es ganar. Pero es evidente que con lo que cuesta hacer goles, no encajar te deja más cerca la posibilidad de obtener el triunfo". El técnico balear también insistió en la necesidad de leer bien el partido en cada momento: "Habrá minutos de dominio y minutos de sufrimiento, y el equipo debe estar preparado para solucionar con diligencia todas esas situaciones".

Temas Girona FC