25 oct 2020

Ir a contenido

LA JORNADA DE LIGA

Un Espanyol mejorado se lleva un cruel empate de Vigo

Santi Mina salva al Celta en el minuto 94 y acaba con la resistencia blanquiazul (1-1)

Raúl Paniagua

Los jugadores del Celta celebran el tanto del empate ante la desesperación de Calleri y Pipa. 

Los jugadores del Celta celebran el tanto del empate ante la desesperación de Calleri y Pipa.  / EFE / ELISEO TRIGO

El mejor partido del Espanyol de esta Liga acabó con un cruel empate en Vigo (1-1). El equipo perico tenía el triunfo en la mano después de un bravo ejercicio de resistencia, pero todo el trabajo saltó por los aires en el último suspiro. El cabezazo de Santi Mina en el minuto 94 castigó a un equipo que pudo culminar la faena en un contragolpe de cuatro contra uno que Pipa tiró por la borda. Costará olvidar esa jugada totalmente clave.

«Es fútbol. No materé al jugador por haber fallado. Me quedo con que ha llegado y ha tenido la ocasión», reflexionó David Gallego al valorar esa ocasión clarísima en la que Darder condujo el esférico y cedió al canterano. En esos segundos pudo sellarse la victoria de un Espanyol mejorado que se fue «tristísimo» por la desgracia final, según valoró un técnico satisfecho con la imagen de sus hombres pero triste por el desenlace. «Estamos fastidiados dolidos, pero el equipo ha dado un paso adelante, debe ser un punto de inflexión», agregó.

El espíritu de Calleri

Esa contradicción reflejada por el entrenador puede trasladarse a todos los aficionados pericos, que empezaron el choque temiendo una debacle ante el potencial ofensivo del rival, se vinieron arriba con el gol de Pedrosa y el tremendo esfuerzo para mantener la ventaja, y acabaron lamentando una acción que pudo significar el 0-2 y dio paso al 1-1 definitivo.

El Espanyol mejoró su imagen y supo competir en Vigo. Fue un equipo sólido y compacto siguiendo un patrón de juego que nada tiene que ver con el mostrado el año pasado. Sin alegría ni florituras, el bloque blanquiazul fue a Balaídos con la idea de batallar. Ese espíritu lo reflejó como nadie Jonathan Calleri, un guerrero del Vietnam que firmó un partido excelente en su salsa. Se dejó el alma el delantero, incansable y productivo en todas sus acciones. La épica y el orgullo mandan por encima del talento en este Espanyol. 

Gol de Pedrosa

Pronto se vieron las intenciones de Gallego al recuperar el doble lateral con Dídac y Pedrosa en la izquierda. Al final repitió fórmula en la derecha con Javi López y Pipa. Desde el comienzo se vio que el Celta, un equipo tan talentoso como blando, llevaría el peso ofensivo. Un cabezazo de Santi Mina y un tiro de Rafinha, ambos rozando el poste, fueron las oportunidades de un primer tiempo sin noticias pericas en el ataque. 

Los pericos tiraron por la borda un contragolpe clarísimo que habría supuesto el 0-2 en el minuto 89

El guion cambión tras el descanso. Pedrosa adelantó al Espanyol a pase de Calleri y el Espanyol vivió sus mejores minutos. El canterano pudo sellar el doblete poco después, pero disparó flojo y el Celta empezó a apretar con Aspas al frente.

Resistió con entereza y entusiasmo el Espanyol hasta la jugada decisiva, ese maldito contragolpe errado por Pipa. El cabezazo final de Santi Mina salvó al Celta y llevó la desesperación a los pericos, empezando por Gallego. El domingo toca nueva reválida contra el Valladolid de Sergio González. 

Celta, 1; Espanyol, 1

Celta: Rubén (6); Hugo Mallo (7), Aidoo (7), Araujo (6), Olaza (6); Rafinha (5), Lobotka (5), Beltrán (6), Denis Suárez (6); Santi Mina (7), Iago Aspas (6). Técnico: Fran Escribá (6). Cambios: Brais (5) por Lobotka (m. 61);Gabriel Fernández (5) por Rafinha (m. 76);Sisto (sc) por Denis Suárez (m. 84).

Espanyol: Diego López (6); Javi López (5), Naldo (6), Calero (6), Dídac Vilà (6); Wu Lei (4), Víctor Sánchez (6), Marc Roca (6), Pedrosa (7); Calleri (8), Vargas (7). Técnico: David Gallego (6). Cambios: Pipa (4) por Wu Lei (m. 64); David López (5) por Vargas (m. 76);Darder (sc) por Marc Roca (m. 86).

Goles: 0-1 (m. 48) Pedrosa remata con la zurda un pase de Calleri; 1-1 (m.94) Santi Mina bate a Diego López con un cabezazo.

Árbitro: Alberola Rojas (5), cast-manchego. 

Tarjetas: Calero (m. 32), Lobotka (m. 39), Naldo (m. 69), Pipa (m. 72), Víctor Sánchez (m. 80), Calleri (m. 87), Aspas (m. 91).

Estadio: Balaídos. 

Espectadores: 16.361.