Ir a contenido

Francia 2019

La protesta por la igualdad de Marta, la mejor jugadora de la historia del fútbol

No lleva patrocinador en las botas porque no querían pagarle lo que ella creía que merecía

"Dar valor es la mejor forma de mostrar respeto a alguien", explicó la delantera brasileña, elegida seis veces mejor jugadora del mundo

Mamen Hidalgo

Marta anota el penalti decisivo ante Italia, el martes, en Valenciennes.

Marta anota el penalti decisivo ante Italia, el martes, en Valenciennes. / X02784

Cuando Marta golpeó el esférico durante un penalti ante Australia en el segundo encuentro del Mundial femenino de fútbol, nadie se percató del detalle, pero la delantera de Orlando Pride—elegida seis veces mejor jugadora del mundo— se encargó de generar la incógnita a miles de personas que percibieron el gesto: tras chutar, en la celebración, la brasileña señalaba sus botas. 

Los pies que calza la delantera brasileña no mostraban una sola imagen de publicidad. Negras y sin marcas, tenían una misión: protestar por la desigualdad en el fútbol.

Dentro de la campaña 'Go Equal' por la igualdad en este deporte, Marta Vieira da Silva daba un golpe sobre la mesa. Ningún patrocinador le había ofrecido por sus botas el dinero que ella creía que merecía. Su solución fue sencilla: nada más marcar un tanto de penalti, se señaló las botas. 

"Más que apoyo, necesitamos respeto. Y dar valor es la mejor forma de mostrar respeto a alguien. En el deporte. En la vida. Por eso la equidad es algo por lo que todas y todos todavía debemos luchar. Y la hora de actuar es ahora", publicó en su perfil de Instagram. 

Su acción toma repercusión por la trayectoria de la propia futbolista. Elegida seis veces mejor jugadora del mundo, líder de Brasil, es ya la máxima goleadora en los Mundiales (cinco consecutivos) superando al alemán Miroslav Klose, con 18 tantos. El último, el martes, cuando anotó el tanto decisivo ante Italia, clasificando a su equipo para octavos.

Marta es un icono total del fútbol. FIFA World Player cinco veces consecutivas (de 2006 a 2010) y The Best en 2018, también es la máxima goleadora histórica de la 'canarinha' y de los Mundiales femeninos, superando a la alemana Birgit Prinz.