Ir a contenido

CAMBIO EN EL BANQUILLO DE LA ROJA

Luis Enrique deja la selección española por su problema familiar; Robert Moreno le sustituye

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, lo ha anunciado en una rueda de prensa este miércoles

Emilio Pérez de Rozas

Luis Enrique deja la Roja y Robert Moreno pasa a ser seleccionador. / CRISTINA QUICLER (AFP / VÍDEO: EFE)

Al fondo, pero visible, muy a flor de piel, se palpaba el dolor, el viacrucis, de un amigo, la incertidumbre de ese problema familiar que tiene atenazado a Luis Enrique Martínez, hasta este miércoles seleccionador español de fútbol. A él y a toda su familia. Era evidente que no se podía seguir así. Era cristalino que Luis Enrique no podía, por más que quisiera, tener la cabeza y, peor aún, su corazón, dividido porque, aunque no se sepa ("os continuo agradeciendo lo discretos que estáis siendo con este caso", repitió Luis Rubiales, presidente de la federación, ante decenas de periodistas), el problema es tan grave y doloroso que requiere de la ayuda y empuje de toda la familia del ya exseleccionador.

Así que Luis Enrique, que mantuvo una reunión en su casa, el pasado 18 de mayo con Rubiales y José Francisco Molina, ‘Moli’ para todos, en Barcelona ("aquel día solo le mostramos nuestro apoyo en todo lo que hacía y más", señaló el director deportivo de la federación), ha decidido esta semana presentar su dimisión o hacerse a un lado y permitir que la federación siga su camino con otro ‘mister’. "Las puertas de esta federación, como no puede ser de otra manera, siempre estarán abiertas para nuestro amigo", señaló Rubiales.  

Pero, tal y como comentaron Rubiales y ‘Moli’ en la conferencia de prensa de hoy, en Las Rozas, la ciudad deportiva de España, "no será otro camino, no, será el mismo camino, con el mismo equipo, que ya habíamos contratado y del que no podemos tener mejor opinión humana, técnica, profesional y de resultados", señalaron al unísono los dos dirigentes de la federación. “Es por ello que, en cuestión de doce segundos, ‘Moli’ y yo nos pusimos de acuerdo en que no había mejor fórmula para sustituir a ‘Lucho’ y seguir apostando por su proyecto, que darle las riendas de la selección a Robert Moreno, que es la continuidad del equipo de Luis Enrique”.

Nueve años juntos

Era evidente que Moreno, de 41 años (ocho menos que ‘Lucho’) iba a aceptar, entre otras razones porque “llevo desde los 14 años dirigiendo a equipos de fútbol y sabía que, un día u otro, acabaría entrenando a un gran equipo y, mira por donde, ese gran equipo será España, el equipo de todos. Me duele, y mucho, que la oportunidad soñada me haya llegado de esta manera. Me hace mucha ilusión y agradezco la confianza depositada en mí y en todo el ‘staff’".

Ni que decir tiene que Moreno, que lleva nueve años junto a Luis Enrique ("como soy una esponja me he aprovechado de él para aprenderlo todo y, lo que no me enseñaba, se lo preguntaba"), que entró en el Barça B, siguió en La Roma, Celta, Barça grande y selección, después de sus inicios en la Penya Blaugrana Collblanc, L’Hospitalet, Castelldefels y Damm, asegura que el de ayer era "un día agridulce" porque se alejaba de un amigo, que necesitaba resolver otros problemas más serios, y le caía a él la responsabilidad soñada.

Comunicado de Luis Enrique

Mientras todo eso sucedía en Las Rozas, el ya exseleccionador hacía pública una carta de despedida en estos términos: "Debido a que los motivos que me impidieron desarrollar con normalidad las funciones como seleccionador desde el pasado mes de marzo continúan a día de hoy, he decidido dejar dicho cargo. Todo mi agradecimiento a los responsables de la RFEF por la confianza y la comprensión mostrada.Agradecer especialmente a todas las personas que forman parte del staff y los jugadores por su profesionalidad. Sin olvidarme de los medios de comunicación por vuestra discreción y respeto por la situación. Gracias de corazón".

Rubiales dijo que "en ningún momento" dudaron sobre cuál debía ser el recambio. Que en ningún momento pensaron en otro técnico. Es más, ante la posibilidad (o insinuación) de que Moreno siguiese contando con los consejos (externos) de Luis Enrique, el presidente de la federación ni siquiera dejó responder al nuevo seleccionador esa pregunta: “Señores, empieza una nueva era. Dentro del mismo proyecto, pero una era en la que el que toma las decisiones, todas, es Robert Moreno”. Eso sí, Moreno señaló que “ya he tomado decisiones serias estos días y lo he hecho con el libro de estilo que aprendí de Luis Enrique”. Pero, eso sí, dijo que si lo necesita, no le temblará el pulso para recurrir al consejo de su amigo.