Ir a contenido

PREVIA DEL ESPANYOL-HUESCA

Rubi se impone ganar los dos próximos partidos en casa

El Espanyol busca consolidar la recuperación primero ante el Huesca y después contra el Valladolid

Wu Lei y David López, en un entrenamiento.

Wu Lei y David López, en un entrenamiento.

El Espanyol recibe hoy al colista Huesca. La semana próxima, al Valladolid. Dos partidos en casa que se contemplan como fundamentales para consolidar la recuperación advertida tras el triunfo ante el Rayo y el empate en Mestalla ante el Valencia. Rubi, el técnico perico, no pudo más que exigirse ganar. Primero, ante su exequipo, al que subió a Primera División.

"El Espanyol está haciendo una temporada excelente en casa y esto me transmite positivismo e ilusión. Es un momento en que todo el trabajo que hemos realizado debe culminarse en estos dos partidos. Me gustaría que viniera la afición y fuera una olla a presión como el día del Rayo", dijo Rubí.

Para esta primera cita el conjunto catalán recupera al centrocampista Hernán Pérez tras estar un mes de baja. El lateral izquierdo Dídac Vilà también ha superado las molestias que le impidieron participar en el compromiso de la semana pasada y es otra de las novedades en la convocatoria.

Tirón de orejas

A Vilà precisamente le dedicó unas palabras el entrenador un tanto reprobatorias.  En la rueda de prensa del miércoles el lateral izquierdo aseguró que si el Espanyol ganase los dos próximos encuentros entraría en la lucha por Europa. Rubi habló de sentimientos encontrados. "Por un lado le tiraría de las orejas, pero por otro me gusta este punto de ambición. La realidad es que no puedo hablar de ganar al Valladolid sin antes ganar al Huesca".

Rubi se refirió ante todo al estado óptimo del equipo tras los dos últimos resultados. "La victoria del día del Rayo nos quitó un peso de encima, pero es cierto que tampoco hicimos un gran partido en ataque. Me gustaría ver que nuestros jugadores están con la moral por las nubes y se sueltan", señaló.

El técnico subrayó la mejora en el apartado defensivo. "Habíamos entrado en una fase en que encajábamos fácilmente goles, sobre todo fuera de casa. No pienso que lo hayamos superado del todo pero cuando recuperas los centrales de alto nivel que tenemos ganamos en solidez".

Momento crucial

Para el entrenador, este es un momento crucial para determinar hacia dónde va el Espanyol. "En cinco o seis partidos se determinarán nuestros objetivos. Los equipos reman al máximo para luchar por lo que sea. Es un momento muy importante de la temporada".

En este sentido, espera que un par de buenos resultados conlleven una firmeza del conjunto perico. "Intentamos ser el equipo que impresionó al principio y esta es mi ilusión. Hay fases del partido que somos así, el último encuentro hubo fases de muy buen juego. Otra cosa es que hayamos priorizado el tema defensivo".

El entrenador blanquiazul no podrá contar con el lateral derecho Javi López, sancionado, ni tampoco con los lesionados de larga duración Piatti, Naldo y Sergio García. 

Rubi ha confesado como prefiere que los rivales planteen el partido teniendo en cuenta los puntos fuertes del Espanyol: "Prefiero que me esperen en su área, porque nos gusta sacar el balón desde atrás y tenemos paciencia para esperar oportunidades. Cuando nos presionan, nos generan más dificultades ".

Temas: Espanyol