Ir a contenido

ACUSACIÓN DE DER SPIEGEL

Ramos: "Tomaré medidas, pretenden manchar mi imagen"

El jugador del Madrid reacciona a la información filtrada sobre sus problemas con los controles antidopaje

Alejandro García

Sergio Ramos, jugador del Real Madrid.

Sergio Ramos, jugador del Real Madrid. / X00957

Después de perder ante el Eibar, además de criticar la actitud de su equipo, Sergio Ramos se detuvo a responder la la información que el diario alemán Der Spiegel publicó esta semana respecto a sus problemas al pasar dos controles antidopaje. "Es un tema complicado. Mi equipo legal saldrá ante estas acusaciones, ya lo hicieron ayer el Real Madrid y la UEFA. Obviamente, tomaré medidas porque han intentado manchar mi nombre y mi estatus. A lo largo de mi carrera profesional llevo más de 300 controles y nunca he incumplido nada”, aseguró el futbolista, que después sacó un comunicado en la misma línea.

“Los que han puesto los papeles encima de la mesa saben que no hice nada ilegal, jamás me he negado a hacer un control antidopaje”, continuó reivindicando. “Sabíamos que iba a salir porque nos amenazaron hace un mes. Que cada uno asuma las consecuencias por intentar manchar mi imagen”, declaró, antes de terminar en una deriva autocomplaciente. “Si en algo he dado positivo en mi carrera es en horas de trabajo. Llevo mucho tiempo en la cresta de la ola y disfruto con mi tabla. Al que le joda que se meta en agua", culminó.

Comunicado en redes sociales

Minutos después, el capitán del Madrid emitió un comunicado en redes sociales en el que explica formalmente sus palabras en zona mixta.


En el comunicado, Ramos explica vagamente los problemas con un control en Málaga y otro en Cardiff, tras la final de la Champions League 2017.

En el Málaga-Madrid de la temporada pasada, Ramos culpa a la premura del viaje para aclarar el incidente, encuadrado en medio de un contexto de insatisfacción de los estamentos antidopaje con la actitud de los futbolistas, en general, ante los controles. En el fútbol, al contrario que en otros deportes, no se tiene la concepción de que el dopaje ha sido, es o puede ser una práctica extendida y el compromiso de los jugadores no es tan grande como en otras disciplinas. El de Ramos no es el primer problema entre las agencias de control del dopaje y el fútbol, un de los últimos deportes en incluir la obligatoriedad de los controles y con muchas críticas a sus espladas por su laxitud.

Es habitual que el control se haga inmediatamente al terminar el evento deportivo, para evitar trampas y artimañas ya utilizadas. En caso de demora, el responsable de la agencia antidopaje está obligado a acompañar y observar en todo momento el deportista, incluido el momento en el que deposita la orina en el bote de muestras.  

Respecto a la situación que revela Wikileaks sobre el control tras la final de la Champions 2017, Ramos no aclara más que recibió un tratamiento médico por parte del club, y no refiere el fallo en la notificación a la Agencia Mundial Antidopaje del medicamento administrado por los servicios médicos del Madrid.

“La plantilla es la que es”

Los problemas del Madrid se extienden más allá de su capitán y los controles antidopaje. La derrota ante el Eibar derivó en una dura crítica del capitán Ramos, más intensa que la de su entrenador. “La plantilla es la que es desde el comienzo de temporada y estamos los que estamos. A mí no me corresponde hacer ese análisis”, explicó. “No hemos estado al nivel. Cuando no igualas al rival en ganas, actitud y ritmo, pasa lo que pasa. Físicamente no andamos mal, ha sido falta de actitud de los jugadores", analizó sobre el partido.

Por su parte, Solari negó la recurrida palabra: "No ha habido falta de actitud, los futbolistas trabajaron todos. Es verdad que hemos perdido batallas al inicio de partido, pero no ha sido por falta de actitud", manifestó.