Ir a contenido

ESCÁNDALO CON EL CAPITÁN BLANCO

Sergio Ramos dio positivo por dopaje en la final de Champions de 2017, según Football Leaks

El semanario alemán 'Der Spiegel' asegura que la UEFA archivó el caso al dar por buenas las explicaciones del equipo médico del Madrid

Las investigaciones revelan que el central madridista se negó a realizar un control antidopaje en un partido de La Liga contra el Málaga

Carles Planas Bou

Sergio Ramos, en un partido del Madrid contra el Valladolid.

Sergio Ramos, en un partido del Madrid contra el Valladolid. / REUTERS

Monumental varapalo a Sergio Ramos. Las nuevas revelaciones de Football Leaks han salpicado directamente al capitán del Real Madrid y de la selección española, a quien se acusa de haber estado involucrado en al menos dos casos por dopaje en partidos de La Liga y de haber dado positivo en la final de la Champions del 2017.

Según informa el semanario alemán ‘Der Spiegel’, miembro de la red de Colaboraciones de Investigación Europea (EIC), el central andaluz fue tratado con dexametasona, un preparado de cortisona de efecto anti-inflamatorio prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), para el encuentro contra la Juventus en el que el Real Madrid terminaría conquistando la ‘Duodécima’.

Dos inyecciones

Aunque es un medicamento prohibido, la normativa establece que puede tomarse antes de la competición siempre y cuando quede registrada en el formulario del control antidopaje. El cuerpo médico del Real Madrid admitió haberle suministrado dos inyecciones de dexametasona en la rodilla y en el hombro el día antes del encuentro.

Sin embargo, como revela ‘Der Spiegel’, en el formulario adjunto a la muestra no se mencinó la dexametadosona. En su lugar indicó el uso de otro medicamento anti-inflamatorio conocido como betametasona, que también figura en la lista de sustancias prohibidas.

A pesar de esa infracción, la UEFA dio por válidas las explicaciones del médico del equipo madrileño y decidió archivar el caso. En un comunicado, el club ha esgrimido esta decisión de las autoridades deportivas y ha reiterado que Ramos "nunca ha incumplido la normativa antidoping".

Posible obstrucción

El capitán blanco aparece involucrado en otro escándalo. Según Football Leaks, el pasado 15 de abril Ramos se opuso a realizar un control antidopaje tras un partido de La Liga contra el Málaga. A pesar de ser advertido, al terminar el encuentro se dirigió directamente a las duchas, algo que según la normativa antidopaje del deporte español puede ser castigado como "obstrucción a parte del control de dopaje".

El pasado 21 de septiembre el jefe del departamento médico del Real Madrid recibió una notificación por parte de la Agencia Estatal Antidopaje (AEPSAD) en la que se indica que el futbolista español esquivó el control, algo que hizo saltar las alarmas en el club blanco. Preguntada por la investigación, la agencia remarcó que no tienen "ninguna prueba de que se hubiera violado una norma antidopaje".

Para más inri, las informaciones señalan que el 1 de febrero del 2017 dos oficiales de la UEFA viajaron a Madrid para realizar un control sorpresa a los jugadores blancos antes del entrenamiento. "Tras recoger las muestras de Cristiano Ronaldo y Toni Kroos, el personal médico del Real Madrid se personó en la sala por sorpresa y pinchó a los otros ocho jugadores restantes", indican, algo que sería ilegal. Sin embargo, la tensión generada por las quejas del astro portugués llevó al los operarios de la UEFA a dar por bueno ese control. No hubo ningún castigo.

Temas: Sergio Ramos