Ir a contenido

LA TRANSFORMACIÓN BLANQUIAZUL

El dilema Gallego

El técnico del Espanyol, que no podrá sentarse este domingo en el banquillo por su expulsión en Madrid, afronta el final de Liga sin conocer su futuro

Raúl Paniagua

Gallego, durante el partido del Espanyol ante Las Palmas en Cornellà.

Gallego, durante el partido del Espanyol ante Las Palmas en Cornellà. / EFE / ALBERTO ESTÉVEZ

El bombazo estalló en la noche del viernes 20 abril. El Espanyol fulminó a Quique Sánchez Flores dos días antes del duelo ante el Girona y apostó por David Gallego, el técnico del filial sin ninguna experiencia en Primera. El ambiente era irresperable y Chen Yansheng tomó su decisión más contundente.

No había un peligro real de descenso, pero la afición no merecía seguir con aquel tormento. El acierto ha sido evidente. En menos de un mes la vida ha cambiado en el club perico, no solo por los resultados (ha sumado 7 puntos de 9), sino también por la imagen. La calma ha vuelto, igual que el técnico volverá al filial para afrontar el ‘play-off’ de ascenso a Segunda B. Otra cosa es su siguiente cometido. ¿Tiene alguna mínima oportunidad de seguir en el primer equipo? ¿Continuará en el filial? ¿Cambiará de club? El futuro de Gallego es una incógnita.

El derecho a estar en la lista

El buen trabajo del entrenador de Súria, de 46 años, es incuestionable. En tres partidos ya ha logrado más triunfos como visitante que Quique en esta Liga, con el meritorio éxito del Wanda como resultado más destacado. Si el equipo vence este domingo al Málaga y no cae en San Mamés su balance será inmaculado.

  

No parece suficiente para que pueda seguir el próximo curso, pero al menos se ha ganado el derecho a entrar en la lista de candidatos, junto a nombres como Paulo Sousa (Tianjin Quanjian de China), Asier Garitano (Leganés) o Rubi (Huesca). Míster Chen tomará la decisión la próxima semana durante su estancia en Barcelona.

Apoyo del vestuario

Gallego ha cohesionado a un grupo que estaba muy molesto con las críticas de Quique, quien cuestionó la calidad de la plantilla públicamente antes de su despido. El técnico interino apuesta por la posesión, quiere ser protagonista de los partidos. Nada de ir a remolque y ser defensivos.

"No quiero saber nada del futuro porque despista y distorsiona. Como no sé lo que pasará mañana, no quiero pensar en pasado mañana" (David Gallego)

"Está haciendo méritos suficientes para seguir", asegura David López. "Nos ha hecho espabilar", agrega Baptistao. "Estamos muy bien con él, nos gusta su propuesta", tercia Gerard Moreno. "Es muy gratificante que los jugadores te valoren con palabras de elogio, pero no pienso en el futuro. Tengo muy claro desde el primer momento que estar en el primer equipo era algo interino y que luego me he de incorporar al filial. A partir de ahí, no quiero saber nada más porque despista distorsiona. Como no sé lo que pasará mañana, no quiero pensar en pasado mañana".

En Primera con el Recre

La expulsión en el Wanda le impedirá sentarse en el banquillo en estos dos últimos partidos de Liga. Gallego se queda con el premio de poder debutar en Primera, algo que ya hizo como jugador en el Recreativo de Huelva en la temporada 2002-03. Aquel equipo dirigido por Lucas Alcaraz perdió la final de Copa ante el Mallorca de Etoo. Gallego fue clave en las primeras rondas pero no participó en la cita decisiva, cosa que no le hizo ninguna gracia.

El preparador catalán disputó 383 partidos (69 goles) entre 1991 y el 2006 en nueve clubs distintos (Hospitalet, Manlleu, Levante, Sant Andreu, Córdoba, Terrassa, Hércules, Badalona y Recre). Desde Segunda B a Primera, pasando por la categoría de plata.

El polémico pasillo al Barça B

En los banquillos, dirigió al Sant Feliu Sasserra y el Súria antes de llegar a la cantera blanquiazul de la mano de Jordi Lardín (2013). Estuvo tres años en el Juvenil A y ahora suma su segunda temporada en el filial, con el que bajó el año pasado con polémica incluida en el partido ante el Barça B, campeón del grupo.

Sus jugadores hicieron un pasillo muy particular a los azulgranas, pero solo aplaudió el portero Andrés Prieto. "Hemos hecho lo que toca porque somos un club señor. Pero solo faltaría aplaudirles y hacerles la ola. Los culés estarían más contentos si les hubiésemos puesto la alfombra roja", soltó.

El caso del Levante

Una de las personas que mejor conoce en el club perico a Gallego es Antonio Uceda, responsable de captación de jugadores del filial. "David está disfrutando de su oportunidad de vivir de cerca el gran circo de Primera. Es mi amigo y me encanta verlo así. Los futbolistas también creen en él, tiene una metodología de trabajo clara y es muy cercano. Le gusta que el jugador se exprese, que hable sin miedos", explica a EL PERIÓDICO.

"David está preparado y merece seguir. Es cercano y los jugadores creen en él. Le gusta que el futbolista se exprese y hable sin miedos" (Antonio Uceda, director deportivo del filial)

El antiguo central compartió vestuario con Gallego en el Manlleu (1993-94) y en el Terrassa (1997-99). "Era muy bueno, un mediapunta eléctrico con talento y buen golpeo de balón. También tenía su carácter. Por algo llegó a Primera. Es un grande".

Gallego charla con sus jugadores en el Girona-Espanyol disputado en Montilivi / RCDE

Uceda compara el caso de Gallego con el de Paco López, que también estaba en el filial del Levante, cogió las riendas del primer equipo y ha sido renovado. "Ellos son colegas y lo han hablado, son casos paralelos y perfiles muy similares. Óscar Perarnau sabe que David está preparado y que merece continuar, pero también sabe que puede seguir siendo muy útil en el filial. Veremos los tiempos que se marca la dirección deportiva". No se prevé que el Espanyol siga la misma vía que el club valenciano, pero Chen tendrá la última palabra. 

0 Comentarios
cargando