Ir a contenido

TRAVESÍA EN LA NIEVE

Núria Picas, aventura sobre esquís

La catalana forma parte del grupo de montañeros que desde hoy intentan cruzar los Alpes en menos de 40 días

Jordi Tió

Picas, durante un entrenamiento en los alrededores de Berga.

Picas, durante un entrenamiento en los alrededores de Berga. / JORDI COTRINA

El auge del esquí de montaña en los últimos años ha llenado de esquiadores las rutas clásicas de travesía, como la Chamonix-Zermatt (entre Francia y Suiza, de unos 100 km), la Silveretta (75 km, a caballo entre Austria y Suiza) y también la cada vez más popular Carros de Foc, en el Pirineo catalán, con un itinerario de unos 70 km.

Sin embargo, hay una ruta majestuosa que lleva nada menos que 47 años sin ser recorrida por nadie en su totalidad porque nadie más, hasta hoy, se ha atrevido a hacer lo que llevaron a cabo en 1971 cuatro austriacos. Robert Kittl, Klaus Hoi, Hans Mariacher y Hansjoerg Farbmacher se calzaron ese año sus esquís y en 40 días completaron la travesía integral de los Alpes, de oeste a este, uniendo Viena, la capital austriaca, y la ciudad francesa de Niza: 1.947 km y 85.510 metros de desnivel positivo, ya que la ruta pasa por algunos de los picos más emblemáticos de la cordillera centroeuropea, entre ellos, el Grossglockner (3.798 metros), Palü (3.900 m.), Dufourspitze (4.634 m.) o el majestuoso Mont Blanc (4.808 m.).

Núria Picas /JORDI COTRINA

Inicio de la ruta

Este mismo itinerario inicia hoy la catalana Núria Picas junto a otros seis esquiadores de montaña con el reto de romper el registro de 1971 y terminar la travesía en menos de 40 días. "Estoy muy ilusionada pero a la vez le tengo mucho respeto a esta travesía", explicaba Picas antes de partir hacia Austria, consciente de las duras cinco semanas que le aguardan en la montaña, donde el grupo tiene previsto recorrer unos 50 kilómetros diarios con un desnivel positivo por etapa de 2.000 metros.

"Es algo que nadie más ha intentado desde 1971. Somos siete atletas que nos conocimos hace un par de meses y hemos estado entrenando juntos. La idea es hacerlo todo con esquís", añade la ultrafondista y alpinista catalana, de 41 años y actual campeona de la Ultra Trail del Mont Blanc (UTMB), la prueba de resistencia de montaña más dura del mundo (177 kilómetros).

Tres mujeres y cuatro hombres 

Junto a Picas participan también en la prueba, organizada por Red Bull y bautizada como Der Lange Web (‘El largo camino’), los americanos Janelle Smiley (36 años) y Mark Smiley (37), el austriaco David Wallmann, el suizo Bernhard Hug (44), el alemán Philipp Reiter (26) y la italiana Tamara Lunger, amiga de Picas y experta himalayista (en su palmarés cuenta con tres ochomiles: el K2, Manaslu y Lhotse).

El grupo tiene por delante un total de 1.947 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de 85.510 metros

Picas y Lunger llevaban tiempo hablando de la posibilidad de hacer esta travesía. Fue enterarse de que se estaba preparando esta expedición y enviar de inmediato el currículum. "Nos cogieron rápidamente", explica la catalana, quien ha entrenado duramente en el Pirineo durante los últimos meses, en un año especialmente excepcional de nieve, pero que a pesar de su buena forma recela de la dureza de la prueba. "Es verdad que he hecho muchas travesías de esquí de montaña, pero no tienen nada que ver con esto. Aquí se trata de muchos días, con largos recorridos, mucho desnivel y un gran desgaste físico y no sé cómo me responderá el cuerpo". Una de las preocupaciones de Núria radica en sus pies ya que el hecho de llevar las botas durante tantas horas puede provocar ampollas.

Temor por los aludes 

Otro de los temores del grupo se centra en los cambios meteorológicos que puedan producirse y también el riesgo de aludes. "Tendremos que variar la ruta si hay una elevada probabilidad de avalanchas", añade la catalana, que asegura que esta aventura "puede llegar a ser de mayor envergadura que hacer un ochomil", aunque se aferra a uno de sus lemas para afrontar este reto: "Si luchas puedes perder, pero si no lo haces ya has perdido".

El grupo de montañeros contará con una asistencia al final de cada jornada, unas autocaravanas donde podrán descansar y alimentarse para continuar al día siguiente. Solo en tres o cuatro etapas el grupo tiene previsto pernoctar en alguno de los refugios que se encuentran durante la travesía.

Un mínimo de 4 para completar la gesta

El día a día de la prueba puede seguirse a través de la web www.redbull.com/derlangeweg y el objetivo se dará por superado si al menos cuatro de los integrantes completan la ruta en el tiempo previsto. Picas y sus compañeros parten este viernes de Viena con el reto de llegar a Niza el próximo 26 de abril, estableciendo un nuevo registro para una ruta legendaria a través de los Alpes.

"Son muchos días, largos recorridos y un gran desgaste. No sé cómo me responderá el cuerpo"

Núria Picas

Ultrafondista, alpinista y esquiadora de montaña

Picas, que esta temporada ha variado su preparación, admite que esta expedición le servirá igualmente para afrontar de nuevo la UTMB, de nuevo su gran reto, prueba en la que defenderá el título conquistado el año pasado. Eso será a principios de septiembre, también en los Alpes, los mismos que ahora espera cruzar en esquís en un tiempo récord.

0 Comentarios
cargando