Ir a contenido

FINAL LIGA ENDESA

El Valencia asalta la cancha del Madrid (79-86)

El conjunto blanco pierde el factor pista y se obliga a ganar al menos un partido de los dos próximos en la Fuente de San Luis

ANTONIO MERINO / MADRID

Sergio Llull lanza a canasta ante la oposición de Guilem Vives.

Sergio Llull lanza a canasta ante la oposición de Guilem Vives. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Venía avisado el Madrid desde el primer encuentro de la serie de las intenciones del Valencia, que había aprendido de sus mínimos errores para no haberse puesto por delante en el estreno en la que es su segunda final de Liga. En el segundo choque, el equipo de Pedro Martínez asaltó el feudo blanco (79-86), algo que solo han hecho esta temporada el Gran Canaria, en Liga y Baskonia y Darusafaka, en Euroliga. Con esta derrota, el Madrid pierde el factor cancha y se obliga a ganar, al menos, un partido de los dos que se jugarán en la Fuente de San Luis, el primero de ellos el próximo miércoles.

Llull vuelve a ser el líder blanco porque Rudy, que anotó 19 puntos en el primer partido, se quedó a cero

Una vez más, el equipo valenciano ha arrancado de manera brillante el choque ante un rival al que le ha vuelto a costar un mundo entrar en el partido y que ha anotado una canasta en los primeros cinco minutos y medio. Todo lo contrario ha sucedido en el lado valenciano, que ha vuelto a sustentarse en Sikma, tal como sucedió en el choque del viernes. El alero de Washington ha guiado a su equipo con 9 puntos en el primer cuarto. Ha encontrado la ayuda de San Emeterio, con 7, y Rafa Martínez, con 6, para dispararse en el marcador hasta una máxima renta de 11 puntos (10-21).

LLULL, AL RESCATE

La sangría la cortó Lllull, que una vez más acudió al rescate, esta vez con la ayuda de Nocioni porque Rudy, autor de 19 puntos en el primer partido, no ha anotado ni uno solo en el partido. Pese a ello, el equipo de Pablo Laso ha parado el golpe para llegar al final del primer cuarto con seis puntos abajo y casi 30 puntos encajados: 22-28.

Se ha repuesto el Valencia, empeñado en hacer saltar por los aires el factor cancha con un triunfo en Madrid. Lo ha buscado Thomas Sastre que le han devuelto una renta de nueve puntos a su equipo: 27-36. El regreso de Llull a la cancha y el buen hacer de Nocioni, le han hecho recuperar oxígeno y un cierto equilibrio a un inconsistente Madrid que ha llegado al descanso con tan solo dos puntos por debajo: 41-43.

DUBLJEVIC, DECISIVO

Como si se tratara del punto de inflexión del choque, el conjunto blanco cambió de cara amparado en acciones individuales y muy lejos de una actuación coral. Llull consiguió poner por delante a su equipo por primera. Respondió Dubljevic, pero apareció la mejor versión de Felipe Reyes, autor de ocho puntos en el tercer periodo, para darle la máxima renta al Madrid: 64-59, que cerró el acto con un 64-61.

Esa renta solo fue un espejismo porque en el último periodo, el Madrid volvió a las andadas ante un rival en el que volvió a aparecer Dubljevic, que resultó decisivo en el desenlace final. El montenegrino le dio una renta de cinco puntos a su equipo: 73-78 a menos de tres minutos para el final y cuando el Madrid más apretaba (79-79) se sacó una canasta rocambolesca entre Nocioni y Hunter. Ese 79-81 resultó decisivo porque a partir de ahí solo se contabilizaron cinco puntos del Valencia que dejaron el marcador en el 79-86 final que deja muchas sombras en el futuro del actual campeón.         

la ficha

79 - Real Madrid (22+19+23+15): Llull (22), Maciulis (4), Rudy (0), Randolph (2), Ayón (7) -cinco titular- Doncic (2), F. Reyes (14), Carroll (4), Hunter (6), Taylor (5).

86 - Valencia Basket (28+15+18+25): Vives (2), San Emeterio (14), Sato (0), Sikma (9), Dubljevic (20) -cinco titular- Diot (9), Rafa Martínez (6), Thomas (11), Sastre (5), Oriola (10)

0 Comentarios
cargando