Ir a contenido

FÚTBOL INTERNACIONAL

Ibrahimovic da al United de Mourinho la Copa de la Liga

El equipo de Manchester vence al Southampton en la final disputada en Wembley

POL GUSTEMS / LONDRES

Ibrahimovic da al United de Mourinho la Copa de la Liga

EFE / ANDY RAIN

Con un gol a última hora, entre las cuerdas, sorprendidos pero diciendo la última palabra. Así se ha acostumbrado a ganar el Manchester United durante su historia reciente. El equipo de José Mourinho levantó en Wembley la Copa de la Liga ante el Southampton por inercia de equipo grande (3-2).

El cabezazo del exazulgrana Oriol Romeu se fue al poste y el de Zlatan Ibrahimovic encontró la red. La diferencia la puso el sueco, una vez más, que en su eterna juventud no perdona ni una.

Ibra sigue intimidando a cada paso, de frente o de espaldas, con asistencias o goles. Empujado por medio Wembley, que rugía tan fuerte que apenas se escuchó la voz de de la cantante Emily Haig cuando interpretó el ‘God Save the Queen’, el Southampton había salido valiente y descarado.

Incluso había logrado adelantarse en el marcador, pero André Marriner, mal aconsejado por su auxiliar, anuló un gol legal a Manolo Gabbiadini por un fuera de juego inexistente. Los 'saints' iban con alas, volando por el costado derecho de su ataque, pero su dominio se descompuso tras un latigazo de falta del sueco. Ibrahimovic tiene 35 años y la enchufó desde 35 metros. Sigue igual de decisivo que siempre.

LENTO EN LA REACCIÓN

El tanto descompuso a su rival. Jesse Lingard, que fue titular por la lesión de Mkhitaryan, aprovechó la incertidumbre de sus rivales y les acabó de castigar con un disparo raso al que no llegó el guardameta Fraser Forster, algo lento en la reacción. 

La experiencia de Wembley siempre es más especial para la afición menos habituada al templo. “Oh when the Saints, come marching in”, seguían cantando los fans del Southampton, imponiéndose a unos 'red devils' más fríos y contemplativos. Los pupilos de Claude Puel insistieron por la banda de Marcos Rojo, superado, y Manolo Gabbiadini recortó distancias antes de la media parte.

GABBIADINI, EXQUISITO

Gabbiadini es lombardo, tiene 25 años y por él pagaron una fortuna al Nápoles en enero. Desde entonces no para de marcar. Corre extraño, a zancadas irregulares, pero cuando toca el balón su coordinación es exquisita.

A la media vuelta empató el encuentro en la reanudación, con su elegante zurda. Gabbiadini marcó tres goles y solo le validaron dos. Cuando Puel le sustituyó a pocos minutos del final, ya agotado, el partido perdió a su estrella. 

De alguna manera, Gabbiadini no merecía estar sobre el terreno de juego cuando se desencadenara el previsible desenlace. A decir verdad, ningún jugador o aficionado del Southampton mereció salir de Londres derrotado, pero el tramo final del conjunto de Mourinho fue incontestable.

“Tenemos la Copa en nuestras manos, pero en estos momentos deberíamos estar jugando la prórroga”, explicó Mourinho aún sobre el césped. “Para el desarrollo de este equipo, nada mejor que ganar trofeos”, añadió.

EL DE SIEMPRE

Una presión agotadora que acabó con el de siempre decidiendo en el momento que más duele. 26 goles esta temporada. Ibrahimovic, de cabeza, en el área chica, remató a placer el gol del título. “Volvieron de un 2 a 0 pero yo decidí de cabeza. Por esto vine aquí. Para ganar. Para enseñar a la gente lo que yo ya sabía que pasaria”, reflexionó el sueco con la medalla en el cuello. 

El United ganó la FA Cup en el último servicio de Van Gaal, la Supercopa a principios de curso con Mourinho y ahora la Copa de la Liga. Da la sensación que, aún sin demostrarlo en las competiciones más importantes, los 'red devils' está recuperando su identificativo espíritu ganador.

0 Comentarios
cargando