Ir a contenido

UN ENCUENTRO POLÉMICO

Las tablas de la sospecha

Osasuna visita este domingo Cornellà por primera vez desde aquel empate del 2014 que desencadenó una investigación por posible amaño

Raúl Paniagua

Los jugadores del Espanyol y de Osasuna aplauden a sus aficiones después del empate a uno que se produjo el 11 de mayo del 2014 en el estadio de Cornellà-El Prat. 

Los jugadores del Espanyol y de Osasuna aplauden a sus aficiones después del empate a uno que se produjo el 11 de mayo del 2014 en el estadio de Cornellà-El Prat.  / VALENTÍ ENRICH

En esa clásica montaña rusa de sensaciones que suele vivir el Espanyol toca este domingo un duelo ante Osasuna. Si en la anterior jornada el equipo perico se enfrentó al líder, el Madrid de Zidane al que apenas inquietó, ahora llega el colista a Cornellà.

Del partido más complicado al más fácil, una cita que traerá a la memoria de muchos aficionados el último precedente, aquel polémico empate del 2014 (1-1) que dio la salvación matemática a los blanquiazules y abrió un largo camino de sospechas, investigaciones y acusaciones por un posible amaño. La semana pasada el juez del caso archivó las denuncias contra Sergio García. Hubo final feliz para el Espanyol, pero no se olvida el daño de una larga historia.

Cornellà, 11 de mayo del 2014. Penúltima jornada de Liga. Al Espanyol le basta un empate para firmar la permanencia y Osasuna, mucho más agobiado, sueña con llegar al episodio final con opciones de salvación. Javier Aguirre, extécnico del equipo navarro para más inri, dirige al cuadro perico, que se adelanta con un gol afortunado de Colotto en un córner. Los rojillos igualan justo antes del descanso en una falta en la que Kiko Casilla hace una salida lamentable y marca Acuña. La segunda parte sobra. Ni un tiro a puerta. 

Sergio García estuvo imputado, pero el juez del caso lo liberó la semana pasada por falta de pruebas

Capdevila, incluso, tiene minutos para despedirse de la afición y el choque acaba con aplausos para todos. El Espanyol se salva y Osasuna llega vivo a la última jornada, pero al final baja. Se abre la veda de las especulaciones y Sergio García, el gran capitán perico, se marcha al Rayyan de Catar. El próximo junio volverá. 

El partido estaba en el punto de mira incluso antes de disputarse. La Liga manejaba informes y estableció su estrategia para estudiar todos los movimientos, pero la caja de truenos se destapó cuando el exgerente rojillo Ángel Vizcay aseguró, después de ser detenido, que en la noche previa del partido se había producido una reunión para pactar el empate.

"NADA SOSPECHOSO"

A ese encuentro, según el mandatario, habían asistido Sergio García, el capitán navarro Patxi Puñal y Damià Abella, que jugaba en Osasuna. Según Vizcay, en esa cumbre se pactó el abono de 250.000 euros para la plantilla perica si se producían las tablas. El juez instructor del caso, Fermín Otamendi, apuntó antes de archivar la causa que el delantero de Bon Pastor estaba siendo vigilado por detectives privados de la Liga "sin ver nada sospechoso o ni siquiera llamativo". 

 "Tiene poco sentido deportivo pagar 250.000 euros para conseguir un resultado que a quien más beneficiaba era al receptor del dinero, no al presunto pagador" (Fermín Otamendi, juez del caso)

A Sergio se le investigó desde el 6 de mayo, con fotografías de su día a día, sin detectarse nada. Pero el caso dio muchas vueltas hasta llegar a ese desenlace reciente que corroboró la "total integridad ética de los profesionales" del Espanyol, como remarcó el club tras conocer la decisión del juez. "Tiene poco sentido deportivo pagar 250.000 euros para conseguir un resultado que a quien más beneficiaba era al receptor del dinero, no al presunto pagador", remarcó el magistrado.

LA LOTERÍA DE LA ESPOSA 

Esa resolución alivia al excapitán perico, que tuvo que pasar por el mal trago de acudir a los juzgados de Pamplona en marzo del 2015. El delantero se acogió a su derecho de no declarar y emitió un comunicado afirmando que "jamás había cometido irregularidad ni delito alguno". Puñal, mientras, dijo que solo conocía a Sergio de "algún sorteo de campo" y que se estaba haciendo "un daño irreparable" a su familia con una "sarta de mentiras".

El juez tampoco dio importancia al premio con el que fue agraciada la esposa de SergioGenoveva Montero, que cobró "dos décimos de la Lotería Nacional con 41.000 euros el 16 y 17 de junio". 

Otamendi no vio relación con el posible caso de fraude deportivo: "Los décimos se adquirieron en la localidad de Badalona, íntimamente vinculada con este jugador y su familia, como puede constatarse en el informe de los detectives". El hecho de que no fueran décimos correlativos no se consideró "especialmente llamativo y, en consecuencia, suficiente como para continuar el procedimiento" contra el delantero.

TEBAS Y LAS APUESTAS

En el caso Osasuna no faltó la intervención de Javier Tebas, que siempre mantuvo que el partido estaba amañado y lo relacionó también con el juego. Se llegó a decir que algún jugador del Espanyol estaba implicado en apuestas en casas inglesas que superaban los 200.000 euros. Nada se pudo probar.

El juez ni siquiera hizo referencia a ese asunto en su auto de conclusión del pasado 16 de febrero. La policía tuvo sospechas porque fue el partido de la Liga con más porcentaje de apuestas al empate (un 49,8%). 

TRIUNFO EN PAMPLONA

OsasunaBetis Valladolid acabaron bajando en un final de temporada marcado por la polémica. Hasta 29 personas han sido investigadas en dos años de instrucción.

De ellas, 18 deberán sentarse en el banquillo, mientras que 11 han sido exoneradas, entre ellas los tres implicados del Espanyol-Osasuna. En la primera vuelta, el conjunto perico logró en Pamplona su primera victoria de esta Liga (1-2). 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.