Ir a contenido

ANÁLISIS

¿Quién se ríe ahora?

Rafael Tapounet

El 4 de septiembre de 1948, el semanario 'Saturday Evening Post' publicó en su portada una acuarela de Norman Rockwell titulada 'El banquillo'. En ella se ve a un joven utillero y cuatro jugadores con el uniforme de los Chicago Cubs y caras de abatimiento que son víctimas de las burlas y los abucheos de los aficionados del  equipo rival. Para rematar el escarnio, Rockwell, el ilustrador que supo captar como nadie la imagen que el estadounidense medio tiene de su propio país, se retrató a sí mismo entre el público mofándose de los pobres 'cachorros'. Los Cubs quedaban así convertidos, de forma casi oficial, en el hazmerreír del deporte profesional norteamericano. En las décadas siguientes, hicieron verdaderos esfuerzos para estar a la altura de esa distinción.

Pero, ¿por qué Rockwell eligió a los Cubs? En 1948, los 'cachorros' habían llegado a la Serie Mundial en 10 ocasiones (aunque solo hubieran ganado dos) y, si se trataba de elegir a un equipo perdedor, había en aquellos días elecciones más obvias, como los Phillies de Filadelfia o incluso los Red Sox de Boston. La respuesta es simple: el club de Chicago fue el único que dio permiso al artista para que representara a sus jugadores en ese estado miserable.

Los fans de los Cubs han aprendido a amar sin esperar mucho a cambio y a reírse de sí mismos. No son lecciones menores

Esta admirable capacidad de encajar las chanzas y de convivir alegremente con la derrota ha sido siempre uno de los encantos de los Cubs. Hace falta un optimismo inquebrantable y un muy peculiar sentido del humor para mantener la fe en un equipo que levantó su último título cuando aún existía el Imperio Austrohúngaro. Durante 108 años, los seguidores de los 'cachorros' han sido un ejemplo de persistencia y lealtad, y han aprendido a amar sin esperar mucho a cambio y a reírse de sí mismos. No son lecciones menores.

A los responsables de la trilogía 'Regreso al futuro' les pareció que sería muy gracioso que en la segunda entrega, cuando Marty McFly viaja hasta octubre del 2015 para intentar salvar a su hijo, un rótulo luminoso anunciara que los Cubs habían ganado la Serie Mundial. ¿Los Cubs? Vaya chiste. Bueno, se equivocaron por un año. ¿Quién se ríe ahora?        

0 Comentarios
cargando