Ir a contenido

La Federación Española de Fútbol desvió 220.000 euros de ayuda a Haití

El dinero iba destinado a crear una escuela futbolística para los niños del país tras el terremoto del 2010

Ambiente en las calles de Puerto Principe.

Ambiente en las calles de Puerto Principe. / ALBERT BERTRAN

La Federación Española de Fútbol presidida por Ángel María Villar recibió en el 2010, a través de su fundación y procedente del Consejo Superior de Deportes (CSD), cerca de 220.000 euros para la "creación de una escuela de fútbol" en Haití, "dadas las circunstancias de extrema gravedad que se estaban viviendo en el país" tras el devastador terremoto de enero de ese año, según informa el diario 'El Mundo', en su edición de este viernes.

El rotativo madrileño denuncia que la idea inicial era que la federación, a propuesta del CSD, realizara un "proyecto específico de 'Educación deportiva integral en escuelas de fútbol'" para paliar los efectos de la catástrofe natural que causó miles de muertos. Sin embargo --siempre según este diario--, seis años después, la escuela jamás llegó a llevarse a cabo, la práctica totalidad del dinero fue desviado a otros menesteres no aclarados por la federación, e incluso su destino se justificó ante los responsables ministeriales, al menos en parte, de forma falsa. Así, según esta información "varios de los técnicos que supuestamente participaron en el proyecto jamás fueron a Haití".

DEVOLUCIÓN DEL DINERO

El CSD ha solicitado a la federación la devolución de ese dinero. Según la denuncia, la federación incluyó en las justificaciones, por ejemplo, las nóminas de decenas de entrenadores habituales de las escuelas que gestiona, al menos varios de los cuales jamás viajaron al país caribeño. También colocó las facturas de material para que unos 600 niños practicaran en escuelas de fútbol. "La cantidad --agrega el periódico madrileño-- se asemeja sospechosamente a la de críos que acuden a la escuela de fútbol que la federación posee en Las Rozas (Madrid), y el proyecto haitiano iba dirigido a no más de entre 120 y 150 niños".

Sin embargo, si se justificó en su momento un viaje a Haití, en septiembre del 2011, que incluía otras escalas: Perú y Costa Rica. Al menos uno de los billetes salió por 15.500 euros, según fuentes federativas.El importe del viaje se imputó a la subvención recibida del CSD. Junto con las porterías, las botas y el "manual", estos serían los únicos gastos realmente asociados al proyecto solidario. Los niños haitianos se quedaron, finalmente, sin escuela de fútbol, concluye la información.

Temas: Haití Fútbol