LA SITUACIÓN DE LOS DOS GRANDES

La cuadratura del gol

Messi cierra el mejor año de su vida batiendo todos los récords, aunque el Barça solo ha logrado la Copa

Infografía con los 91 goles de Leo Messi.

Infografía con los 91 goles de Leo Messi. / INFOGRAFÍA: FRANCISCO JOSÉ MOYA

4
Se lee en minutos
JOAN DOMÈNECH

El 6 de enero, el contador volverá a cero. Y entonces, cuando se reanude la Liga con elderbi ante el Espanyol,Leo Messi encarará un nuevo reto. Esta vez contra sí mismo. No hay nadie en el horizonte contra quien luchar más que él y sus91 goles. Elastro argentinoha cerrado el mejor año de su vida a nivel individual con un nuevo récord que parece inalcanzable, y posiblemente más duradero que los 40 años que ha permanecido vigente el deGerd Müllercon el Bayern de Múnich.

Messiha logrado la cuadratura del gol, la salida de ese reto teóricamente imposible, dibujado porLeonardo da Vincien un lienzo y plasmado antes en el fútbol por el delantero alemán en 1972 con sus 85 goles (72 con el Bayern y 13 con la selección en 60 partidos). Müller necesitó 13 años para superar el registro de 75 goles de Pelé (1959). SoloMessi puede batir a Messi. En cada ejercicio, desde el 2007, sea temporada futbolística o año natural, ha incrementado su producción goleadora.

DE MAYO A DICIEMBRE

En mayo cerró la campaña con el primer récord al sumar 73 goles con la camiseta azulgrana, rompiendo todo los registros anteriores, propios y ajenos. La marca mundial de todos los tiempos era de 70, anotados por Archibald Stark, del Bethlehem Steel, en la Liga estadounidense en el curso 1924-25.

Por el camino también se quedaron Pelé (66) y Müller (67). Y la efímera marca de 41 goles delPichichi de Cristiano en la Liga anterior. Messi la dejó en 50 goles, lo que le permitió, al mismo tiempo, establecer un nuevo tope en laBota de Oroal mejor goleador de las Ligas europeas, que ostentaba el rumano Georgescu (47 tantos en la campaña 1976-77).

51 MÁS 40

Messino paró y, en la segunda mitad del año, siguió manteniendo la misma eficacia goleadora, con un promedio superior a un tanto por partido. Cuando se marchó de vacaciones en junio, había logrado 51 goles(44 con el Barça y 7 con Argentina). Desde el mes de agosto hasta la despedida de Valladolid, consiguió 40 más para ese total estratosférico de 91. El valor de esa marca se puede observar trazando una comparación con sus perseguidores en el arte de la anotación. Cristiano cierra el 2012 con 62 goles (29 menos); Falcao, con 49 (42 menos); Zlatan Ibrahimovic, con 48, y Edison Cavani, del Nápoles, con 46. Ningún futbolista en las 60 Ligas más competitivas del planeta iguala ala Pulga.

¿Y ahora qué? Messi insiste en que no ambiciona la mayor gloria de los números individuales, sino la de los colectivos.«El objetivo es volver a ganar todos los títulos», insiste en cuanto ve un micrófono ante sí. Aunque la aportación del astro argentino se antoja fundamental en la marcha del Barça, líder invicto enla Liga(15 victorias y un empate en 16 jornadas), toda la producción ha arrojado un resultado muy magro. Al equipo apenas le ha servido para obtener laCopa del Reyen el 2012. La Liga y la Supercopa de España se marcharon a Madrid y la Champions voló a Londres. El penalti fallado ante el Chelsea en la última semifinal es la espina que permanece clavada en el pequeño cuerpo del genio, dolorido mientras el Barça no pueda plantarse otra vez en la final. Que será, de nuevo, en el talismán deWembley.

Hasta entonces (25 de mayo), Messi podrá entretenerse en superar los pocos récords que le quedan a corto plazo. Por ejemplo, los 50 de la Liga. El año pasado acabó la primera vuelta con 22; ahora acumula 25 y quedan por disputarse dos jornadas, ante el Espanyol y la visita a Málaga. Como ya es el único futbolista que ha sido capaz de marcar en cuatro ediciones de la Supercopa española, puede plantearse ser el máximo goleador de la Champions por quinta vez consecutiva, lo que nunca nadie ha hecho. Ni Müller, que lo fue cuatro veces (y no seguidas) en toda su carrera. Tras un año en el que marcó 4 goles al Espanyol y 5 al Leverkusen (y seis tripletes), podría retarse a igualar los 7 que endosó Kubala al Sporting en 1952.

RETOS CON ARGENTINA

El nuevo año también le brindará la posibilidad de traspasar los300 golesoficiales con elBarça(lleva 289) y acercarse a los 369 de Paulino Alcántara, amistosos incluidos. Argentina, por otro lado, le sugiere superar los 12 goles del chileno Iván Zamorano en una fase clasificatoria mundialista (lleva 7) y los 19 de Hernán Crespo en total. Los 31 goles que ha enchufado con la camiseta albiceleste le permiten abordar a Maradona (34) y Crespo (35) y acercarse al tope absoluto de Batistuta (56).

El genioMessisolucionó la cuadratura de un círculo que no para de girar y girar, hasta devolver de nuevo el marcador a cero...

Noticias relacionadas