Prendas pop

El Vinted del glamur: a subasta ropa de Mick Jagger, Penélope Cruz y Nicole Kidman

Mick Jagger, Penélope Cruz, Naomi Campbell y Nicole Kidman, con los trajes de L’Wren Scott que salen a subasta.

Mick Jagger, Penélope Cruz, Naomi Campbell y Nicole Kidman, con los trajes de L’Wren Scott que salen a subasta.

  • Christie's subasta 55 lotes de la colección que L’Wren Scott diseñó para habituales de la alfombra roja

  • La recaudación, que podría alcanzar los 175.000 euros según los organizadores, irá a parar a becas para estudiantes de moda

4
Se lee en minutos
Natalia Ferrando

Mick Jagger quería llevar algo "muy inglés", como las hojas de roble, para su actuación de 2013 en el Festival de Glastonbury. Le hizo el encargo a la diseñadora L’Wren Scott, también su pareja, que se inventó una chaqueta cuajada de ellas, a base de lentejuelas, apenas visible el satén negro fuera de las solapas. El cantante de los Rolling Stones apareció, efectista, ante los 135.000 espectadores que le jaleaban aquel 30 de junio, pero a nadie le pareció más inglés que de costumbre. 'Glamouflage', llamó L’Wren Scott al blazer: entre el verde y el dorado, al público le pareció de camuflaje, y nadie cayó en las hojas de roble desde la distancia. 

Es la pieza estrella de la subasta 'L’Wren Scott Collection', que Christie’s realiza de forma virtual hasta el próximo 1 de julio. La segunda es una chaqueta con mariposas azules bordadas, que Jagger lució también en 2013 en un concierto en Hyde Park: la casa de subastas estima un precio inicial entre 24.000 y 35.000 euros por cada prenda. La colección comprende un total de 55 lotes entre los que predominan vestidos de alfombra roja. Nicole Kidman y Amy Adams se contaban entre los clientes de L’Wren Scott, una de las diseñadoras más influyentes de Hollywood. Y también Naomi Campbell, Madonna y Michelle Obama.

La diseñadora L'Wren Scott, junto a Mick Jagger, su pareja hasta que se suicidó.

/ DANIEL DEME

Gracias a uno de sus vestidos, incluido en la subasta, Penélope Cruz eclipsó en la 'première' de 'Skyfall' en 2012 a Javier Bardem, que acudía como parte del reparto. Entallado, con generoso escote y lentejuelas doradas, Cruz le robó los focos a su marido convertida en el "epítome de un Oscar", evaluó la consultora de moda Kerry Taylor. Los diseños de L’Wren Scott tenían entidad propia. Nicole Kidman, que la conoció a fondo en 1999 gracias a 'Eyes Wide Shut', destacó que era "excepcionalmente chic y refinada pero también muy sexy, sus ropas muestran esa combinación". La actriz australiana apostó por ella hasta en los Oscar, llevando en 2013 un modelo inspirado en los mosaicos de Gustav Klimt. De la mano de L’Wren Scott salió también el vestuario de películas como 'Ocean’s Thirteen' o 'Diabólicas'.

Un final atroz

Su suicidio en 2014 conmocionó al mundo del cine y al de la moda. El asistente de L’Wren Scott, al que había citado 90 minutos antes a través de un mensaje de móvil, encontró el cuerpo, colgado de una bufanda atada al pomo de la puerta en su lujoso apartamento de Manhattan. Al parecer no atravesaba por un buen momento financiero: había cancelado su participación en la última semana de la moda de Londres por "retrasos en la producción de su colección", su compañía, LS Fashion Ltd, arrastraba una deuda de cerca de seis millones de dólares y hasta se llegó a especular con el cierre. "Ella tenía una gran presencia y su talento era muy admirado, no únicamente por mí", declaró Mick Jagger a través de las redes sociales, tras abandonar a toda prisa la gira que los Rolling Stones hacían en Australia y volver a Nueva York cuando se enteró del fallecimiento. Su dimensión como pareja del cantante, al que conoció en 2001, no tardó en ponerse de relieve en las necrológicas.

El suicidio de L'Wren Scott en 2014 conmocionó al mundo del cine y al de la moda

Un año después de su muerte, Jagger creaba la beca de moda L’Wren Scott, para alumnos de la prestigiosa Central Saint Martins. El total de lo que se recaude con la subasta de Christie's –sus organizadores calculan que entre 70.000 y 150.000 libras, aproximadamente de 81.000 a 175.000 euros al cambio– se destinará a financiarla. Ayudar a que un estudiante entre en el competitivo mundo de la moda haría muy feliz a L’Wren Scott, sostiene la directora de ventas de Christie's, Caitlin Yates

Lo que quieren las mujeres

Noticias relacionadas

La diseñadora antes fue modelo. Dado su 1,91 de altura, el fotógrafo Bruce Weber la animó a probar suerte en París durante una sesión de fotos para Calvin Klein. Lo hizo, sin haber cumplido los 18 años, y a comienzos de los 90 volvió a California para trabajar como estilista. En el año 2000 fue directora de estilismo de la gala de los Oscar y, ya bregada en la alfombra roja, seis años después se animaba a presentar su primera colección, Little Black Dress. "He vestido a millones de cuerpos a lo largo de los años y eso me permite saber lo que quieren las mujeres y, sobre todo, lo que realmente funciona", declaró L’Wren Scott, que comenzó con sus bocetos dadas las pocas opciones para mujeres de su altura. Desde los 12 años ya creaba y diseñaba su propia ropa, no le era fácil encontrar tallas. 

Nacida como Luann Bambrough en Utah (Estados Unidos), hija adoptiva de una familia mormona, se quitó la vida el 17 de marzo de 2014, el mismo día en que otro genio malogrado de la moda, Alexander McQueen, hubiera cumplido 45 años. Ahora, siete años después de su muerte, la subasta de sus creaciones devuelve a la actualidad a una diseñadora que supo hacer brillar a las actrices de Hollywood sin excentricidades, sacando partido del glamur y la belleza clásica.