ENTREVISTA | ERNESTO RODRÍGUEZ, EXPERTO EN CAMBIO CLIMÁTICO

"Tenemos poco margen de maniobra para hacer que esto sea reversible"

Cada año se pierde un millón de hectáreas en ecosistemas costeros, la temperatura de los mares sube de manera alarmante y más de medio millón de personas mueren al año debido a fenómenos meteorológicos extremos. Aun así, hay quien piensa que el cambio climático ¿no es tan relevante? Ernesto Rodríguez, una de las grandes figuras de la meteorología nos lo aclara.

 Ernesto Rodríguez, experto en cambio climático.

Ernesto Rodríguez, experto en cambio climático.

Se lee en minutos
Atala Martín

Se habla de cambio climático como algo negativo, pero siempre ha habido cambios climáticos ¿hay algo de positivo en ellos?

Ha habido cambios climáticos de origen natural, pero este que vivimos es de origen antropogénico. Los cambios climáticos de origen natural son en escalas muy largas, geológicas. Es - te cambio se produce a velocidad de vértigo, de hecho, lo notamos en la vida de una persona, que experimenta cómo las olas de calor son más largas, las lluvias más intensas y esto solo se aprecia en escalas muy largas. Las consecuencias, que los ecosistemas no se adaptan tan rápidamente. La naturaleza necesita cambios paulatinos en el que los animales se desplacen hacia zonas donde estén más cómodos. Las plantas, si hay un calentamiento se van zonas más elevadas. Pero si se produce de forma rápida no hay manera de adaptarse. En los sistemas humanos hablamos de sectores de actividad. Si estos sectores cambian muy rápidamente, no pueden reaccionar. Por ejemplo: en el sector agrícola hay que adaptar los recursos hídricos; en el sector turístico hay que adaptar las acomodaciones. Si las condiciones cambian, cuesta adaptarse. Por eso en España hay segundo un plan nacional de adaptación que no sólo se trata de mitigar los cambios sino de adaptarse a lo que ya está sucediendo. Otro ejemplo: en agricultura, hay que cambiar las variedades de los cultivos. O zonas que antes no necesitaban irrigación, quizás ahora lo necesitan.

¿Qué estamos haciendo mal los humanos con el clima?

A nivel colectivo tardamos mucho en llegar a acuerdos internacionales y en implementarlos. Entre el año 1992 cuando se celebró la convención de Naciones Unidas para el cambio climático, hasta el acuerdo de París han pasado muchos años. Y éste todavía se tiene que poner en marcha. Estamos tardando en la reducción de emisiones. A nivel particular, tenemos que cambiar ciertas cosas. Estamos embarcados en muchas prácticas que alteran el clima a largo plazo. Son costumbres que generan emisiones: la forma en que nos transportamos, la forma en que consumimos productos, sólo mirando el precio y no teniendo en cuenta las emisiones que tienen asociadas. Cuando hablamos de alimentación todo el mundo debemos consumir ciertas frutas de temporada… pero ahora la gente quiere frutas fuera de temporada, cuya producción y transporte genera una enorme huella de carbono. Eso, además del consumo desaforado de bienes que no se reciclan. Las cosas no se arreglan y se tiran directamente. Irnos a pasar 3 días a un sitio lejano al que hay que llegar en avión genera emisiones altas. Son formas de cambiar nuestra forma de estar en el mundo… para transportarnos por la ciudad lo ideal sería que pudiéramos manejarnos andando, en transporte público o en bicicleta. Pero si tenemos que hacer muchos kilómetros para ir y venir del traba - jo y usar coche particular… todo son emisiones que multiplicado por 7.000 millones de personas en el mundo… hablamos de unos números indecentes.

¿Es reversible?

Si, ahora mismo, si nos ponemos en modo conciencia, deberíamos reducir las emisiones y tendríamos la posibilidad de no sobre - pasar el grado y medio o los dos grados a los que estamos abocados, pero tendríamos que cambiar muy rápidamente las fuentes de energía, que fuera más eficientes. Ahora hay muchas casas que no están suficientemente aisladas y estamos gastando energía de forma absurda, energía de origen fósil. Esto es algo que hay que poner encima de la mesa. Por circunstancias ajenas al cambio climático se ha instaurado el teletrabajo, que es una forma de no contribuir a las emisiones. Espero que esto sea una máxima y a título particular, lo que veo es que se está ayudando a resolver otros problemas como la despoblación de ciertos núcleos rurales.

Hace 35 años se hablaba de los CFC´s y la capa de ozono, hace, 25 se hablaba de La Niña y el Niño, hace 20 de las emisiones de CO2 y desde hace unos años, hablamos del calentamiento global. ¿Qué es lo que se nos avecina?

Yo suelo mencionar dos cosas para demostrar lo importante que es este tema: El foro de Davos plantea riesgos para la sociedad en su conjunto en términos de impacto y de probabilidad. En impacto existen varios riesgos: de conflicto de armas de destrucción masiva, una pandemia producida por virus y el fracaso en la lucha contra el cambio climático. Y de estos tres, el que tiene más probabilidad de afectar a la sociedad, es este último. De más impacto y de más probabilidad. Se trata de un problema muy serio. El de la pandemia, estaba ahí, de forma recurrente las pandemias vienen y van y parece que se olvidan. Y me gusta comentar las palabras de Stephen Hawking en una entrevista cuando le preguntaron ¿qué puede causar el exterminio de la humanidad? y dijo que un virus de manipulación genética, o las armas de destrucción masiva y el cambio climático. Coincide exactamente con el diagnóstico de este año del foro de Davos.

¿Qué les diría a aquellas comunidades de personas que aún son escépticos o negacionistas con el cambio climático?

No se pueden mostrar escépticos respecto a que está pasando porque son datos y se miden: La temperatura va subiendo, las olas de calor van siendo más intensas… no es como cuestionar el tiempo de Soria de ayer. Otra cosa es que cuestionen las causas del cambio climático. Lo que sostiene la mayoría de la comunidad científica es que el origen es debido a una gran concentración de gases invernadero: por el cambio uso del suelo y por la quema de materiales fósiles que generan el consabido efecto invernadero. Los frutos de nuestro mal comporta - miento climático se ven en las desertificaciones africanas, en la deforestación del Amazonas, en las zonas hipercontaminadas de Asia, pero también en nuestra salud de cada día.

¿Qué nos depara el futuro a nivel salubridad?

Estamos hablando de la salud del planeta y de las personas. Las olas de calor en España se han llevado de media unas 1.800 personas/año por exceso de calor. Y en aumento. Esto es un efecto obvio y eso que España es un país desarrollado. En otros países, con menos posibilidades de adaptarse y debido a la insuficiencia de precipitaciones, las consecuencias son grandes hambrunas.

Noticias relacionadas

¿Cuál es su visión personal de lo que nos depara el futuro a nivel medioambiental?

Quiero ser optimista. La situación re - quiere una actuación rápida, decidida, eficaz y sostenida en el tiempo. No estamos para dudas ni cambios en el timón sea cual sea el gobierno de turno. Debemos arremangarnos y tomar medidas. No hablo de personas, sino de toda la comunidad humana en su conjunto porque tenemos poco margen de maniobra. Yo pediría a todo a cualquier ser humano que haga un examen de conciencia con el tipo de vida que lleva. Hay páginas web que respondiendo a un fácil cuestionario puedes saber dónde se puede ahorrar en cuanto a la emisión de gases. Y todos podemos reducir emisiones tan sólo eligiendo un producto en lugar de otro, prolongando la vida de un electrodoméstico o consumiendo más productos de proximidad. Pero, además, a nivel general, debe haber un gran acuerdo nacional (el internacional ya está) de todos los partidos políticos para apuntar en la misma dirección para reducir emisiones. Esto no puede ser un tema de partido..