El reto de los cultivos extraterrestres

Cómo cultivar plantas en la Luna, el tutorial paso a paso

Un equipo de científicos españoles trabaja en un prototipo de 'invernadero lunar' para alimentar a los futuros habitantes de la Luna

El proyecto prevé enviar el primer 'kit de cultivo espacial' a la Luna en 2026

Simulación de cómo sería un futuro cultivo de plantas en la Luna

Simulación de cómo sería un futuro cultivo de plantas en la Luna / Green Moon Project

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Imagine la siguiente escena. Está usted en la Luna. Es uno de los primeros seres humanos seleccionados para vivir fuera de su planeta madre. En su nave especial tiene un mínimo de provisiones pero necesita empezar su propio cultivo lunar para sobrevivir. ¿Por dónde empezaría? El proyecto de investigación 'Green Moon Project', liderado por un equipo de científicos españoles, apunta algunas claves para plantar alimentos en la Luna. Apunte el tutorial porque, si se llega a dar la situación, podría salvarle la vida (o al menos la cena).

Lo primero que hay que tener en cuenta para montar un cultivo en la Luna es que, más allá de las espectaculares vistas que tendría desde allí, en la superficie lunar las condiciones son muy adversas. Empezando, por ejemplo, por la atmósfera. Allí no hay ni oxígeno ni nitrógeno ni dióxido de carbono. Es decir, nada de alimento para las plantas (o aire para los humanos, valga el apunte). El suelo lunar tiene tantos metales pesados que es imposible que allí brote la vida. Y por si fuera poco, en la Luna las temperaturas son extremas. De noche se pueden alcanzar los -184 grados centígrados y durante el día pueden subir hasta los 214 grados.

¿Es posible que algo brote en este entorno tan hostil? "Es complicado pero ya se ha logrado"

— Juan Hernández, astrobiólogo

¿Es posible que algo brote en este entorno tan hostil? Contra todo pronóstico parece que sí. "Es complicado pero ya se ha logrado. En 2019 un equipo chino de investigadores consiguió que brotara una planta en la Luna. Ahora estamos perfeccionando la tecnología para que, en un futuro, sea más fácil plantar fuera de la Tierra", explica Juan Hernández, astrobiólogo del proyecto 'Green Moon Project' en una entrevista con EL PERIÓDICO. La iniciativa, que aspira a convertirse en un referente de la agricultura extraterrestre, prevé enviar el primer 'kit de cultivo espacial' a la Luna en 2026 en colaboración con un equipo de científicos de China. 

Así que ahí va el tutorial definitivo sobre cómo cultivar plantas en la Luna. Preste atención a los pasos y al material que necesita porque, recuerde, que llevar un kilo de material a la Luna cuesta cerca de un millón de dólares. Así que mejor no dejarse nada. 

Un invernadero espacial

El primer paso de este tutorial (sin el cual no tiene sentido seguir adelante) es llevarse una sonda a la Luna. En realidad, según explica Hernández, lo que usted necesita es una especie de invernadero en miniatura para proteger las plantas del hostil entorno lunar. En el prototipo desarrollado por el equipo español, la cápsula es capaz de encapsular el oxígeno, el nitrógeno y el dióxido de carbono necesario para las plantas y, a su vez, mantener una "temperatura óptima" entre los cero y los 25 grados centígrados.

Primer experimento biológico para cultivar plantas sobre un suelo de regolito, el material más característico del suelo lunar.

Primer experimento biológico para cultivar plantas sobre un suelo de regolito, el material más característico del suelo lunar. / Green Moon Porject

Mejunje de suelo

El segundo paso es la preparación del suelo. Aquí mejor póngase los guantes de jardinería porque necesita crear un mejunje de tierras. En primer lugar, recolecte un poco de suelo lunar (rico en regolito). A continuación, mézclelo con una parte de materia orgánica (que usted habrá traído directamente de la Tierra). Finalmente, añada un puñado de microorganismos terrestres (como bacterias del género 'bacillus'). En esta amalgama plantará su futuro alimento. 

Semillas y plantas espaciales

Una vez hemos creado el entorno idóneo para plantar toca, por fin, sembrar la semilla. ¿Pero con cuál empezamos? "En un entorno como la Luna habrá que plantar especies muy eficientes, que crezcan rápido, que no necesiten demasiada agua y que tengan un importante aporte nutricional", explica Hernández.

Los cultivos de hojas (como lechugas y espinacas) son, por ahora, los que mejor han funcionado en entornos experimentales. También hay muchas esperanzas puestas en los rábanos y los tubérculos (por lo visto, la plantación de patatas de Matt Damon en Marte no iba tan desencaminada). Si lo que usted quiere es comer mango o aguacate mejor quédense en la Tierra porque, según explica el astrobiólogo, en la Luna no sale a cuenta cultivar especies que necesitan tanta agua y tanto tiempo para prosperar.  

Parte del equipo que está realizando los primeros 'kits de cultivo espacial'.

Parte del equipo que está realizando los primeros 'kits de cultivo espacial'. / Green Moon Project

Sabor extraterrestre

Llegados a este punto, si ha seguido paso a paso el tutorial, es muy probable que con tiempo y paciencia ya tenga usted sus plantas lunares. Enhorabuena, ya puede disfrutarlas. Pero antes de darles un bocado, un último apunte. Puede que el sabor no sea exactamente igual al que recuerda de la Tierra. Hace años que los astronautas de la Estación Espacial Internacional han iniciado sus plantaciones experimentales a gravedad cero y, según explican los comensales, las plantas extraterrestres no saben exactamente igual.

Las patatas espaciales tienen menos almidón que las terrestres. Los tomates, menos vitaminas. Y las guindillas salen más picantes. En el caso de los cultivos lunares, que brotarán en un entorno donde la gravedad es seis veces menor que en la Tierra, todavía no hay datos claros sobre cómo serán sus frutos. Así que si está leyendo usted este tutorial desde la Luna, ya nos contará qué saben las primeras patatas extraterrestres