Una terraza en la arena

Sal Mar: arroces y platos con un toque de fusión en la Barceloneta

  • El nuevo restaurante de la familia de Ca la Nuri opta por una propuesta gastronómica entre clásica e informal a pie de playa

Arroz negro de pulpo, calamar y ’allioli’ de pimentón ahumado del restaurante Sal Mar.

Arroz negro de pulpo, calamar y ’allioli’ de pimentón ahumado del restaurante Sal Mar. / Ferran Imedio

2
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

¿Un nuevo restaurante con buenos arroces en la Barceloneta? ¿Frente al mar? ¿Con la terraza en la misma arena de la playa? Pues sí. Habrá quien piense que nunca está de más una propuesta así en un lugar como ese. Podría decirse que el escenario lo pide. Sin embargo, Sal Mar, la novedad de la que estamos hablando aquí, no acaba de ser exactamente un establecimiento como los de siempre, aunque se le acerca bastante.

La principal diferencia radica en sus horarios ininterrumpidos, que invitan a tomar un vermut, picar algo o hacer la sobremesa, y que en su carta, que es más informal y variada que la que clásica esperable, con un puntito de fusión, ya que incluye algunos platos como el trío de tacos de pollo, el guacamole con nachos y pico de gallo, el 'tataki' de salmón con arroz salvaje y salsa 'teriyaki', el tabulé de quinoas con salsa de yogur a la menta, la 'burger' vegana (cuya 'carne' es Heura) aderezada con salsa de 'miso'...

Newsletter Cata Mayor

Pau Arenós te cuenta cada semana los secretos mejor guardados para disfrutar del buen comer dentro y fuera de casa.

Suscríbete

El establecimiento, que antes se llamaba Sal Café, ha cambiado de nombre, ha renovado la carta y se ha incorporado a la familia de Ca la Nuri, célebre por sus arroces. Los de Sal Mar siguen en la línea que se espera de la marca; es decir, impecables. El negro de pulpo, calamar y 'allioli' de pimentón ahumado es un magnífico ejemplo.

Mejillones a la marinera con salsa de Martini Bianco e hinojo

Noticias relacionadas

Pero más allá de la gramínea, el restaurante da una ligerísima y desenfadada vuelta de tuerca a clásicos como los calamares a la andaluza (con mayonesa de 'wasabi' suave) o a unos mejillones a la marinera para mojar pan en su salsa de Martini Bianco e hinojo.

A estas propuestas fijas, Sal Mar le añade las sugerencias de la semana, que varían en función de lo que encuentran en el mercado. Un día pueden ser los 'sonsos' y las 'tallarines', otro el rodaballo... Luego están la paella del chef con productos de temporada (era de secreto ibérico, 'ceps' y judías verdes el día de nuestra visita) y el menú de mediodía que sirve de lunes a jueves y que incluye primero, segundo, postre o café y bebida por 16 euros. Atención, porque los jueves, como es tradición en media Barcelona, toca arroz, y el menú de Sal Mar incorpora el del 'senyoret'.