Delicioso despertar

Los mejores desayunos: te volverás loco con estos huevos Benedict en cruasán

  • Una receta del restaurante Éleonore (Salinas, Asturias) con la que arrancar el día en modo fiesta

Los huevos Benedict en cruasán del restaurante Éleonore (Asturias).

Los huevos Benedict en cruasán del restaurante Éleonore (Asturias).

1
Se lee en minutos
Javier Sánchez

El desayuno ha pasado de ser "la comida más importante del día" (algo que nutricionistas como Julio Basulto han refutado en los últimos tiempos) a ser "la comida más disfrutable del día". Es más: muchos la han convertido en un espacio para la creatividad gastronómica mucho más allá del sempiterno café con tostada y fruta. Incluso hay quien se atreve a darle una vuelta a recetas tan icónicas como los huevos Benedict.

Es el caso de la cocinera Cristina Arias, del restaurante Éleonore (Salinas, Asturias), que parte de este plato para enriquecerlo y hacerlo aún más apetecible. En lugar del pan tostado habitual como base, emplea un cruasán sustituye el salmón ahumado por la trucha para darle un toque especial: una versión tremebunda.

Ingredientes (para una persona)

  • 1 huevo

  • 4 lonchas de trucha ahumada

  • 1 cruasán de mantequilla

  • 1 puñado de hojas de espinaca

  • 1 chorro de vinagre

  • Cebollino

Noticias relacionadas

Para la salsa holandesa:

  • 100 g de mantequilla

  • 2 yemas de huevo

  • Sal

  • Pimienta

  • 1 cucharada de zumo de limón

Elaboración

  1. Calentar una olla con abundante agua. Llevar a ebullición.

  2. Por otro lado, preparar la salsa holandesa. Clarificar la mantequilla en un cazo a fuego muy suave hasta que se funda. Reservar.

  3. Batir las yemas de huevo en un bol. Colocar el bol al baño maría y remover enérgicamente hasta que las yemas doblen su volumen.

  4. Incorporar el zumo de limón, salpimentar y seguir batiendo.

  5. Incorporar la mantequilla clarificada. Emulsionar poco a poco hasta que la salsa haya adquirido consistencia.

  6. Reservar la salsa holandesa al baño maría hasta que la vayamos a utilizar.

  7. Abrir el cruasán a la mitad. Colocar sobre la base las lonchas de trucha y las hojas de espinaca. Reservar.

  8. En la olla con agua hirviendo, añadir un chorrito de vinagre y remover bien. Cascar y añadir el huevo, que estará escalfado al cabo de unos 3 minutos, más o menos.

  9. Colocar el huevo encima de la trucha.

  10. Napar con la salsa holandesa, espolvorear con cebollino cortado y cerrar con la tapa del cruasán. Comer inmediatamente.

Cristina Arias, chef de Éleonore, explica que el momento cumbre de esta propuesta sucede "cuando cortas la yema del huevo y cae por el cruasán... Es el disfrute máximo". Arias recomienda emplear un auténtico 'cruasán francés y hacer la receta con la trucha ahumada de Rooftop Smokehouse. No obstante, siempre podemos recurrir al salmón ahumado si lo preferimos. Otro truco para hacer la receta aún más irresistible: tostar el cruasán justo antes de montar este bocado. Pura lujuria.