Empieza el día con enegía

Los mejores desayunos: así se hacen las migas extremeñas del restaurante Atrio

  • Receta de las protagonistas de las mañanas de este clásico de Cáceres: un plato para empezar el día de la mejor manera

Las migas extremeñas del hotel-restaurante Atrio (Cáceres).

Las migas extremeñas del hotel-restaurante Atrio (Cáceres).

1
Se lee en minutos
Javier Sánchez

Los desayunos se han convertido en los reyes de Instagram. Creadores de contenido como Rafuel comparten cada día propuestas que dejan en pañales a la habitual combinación de café, zumo y tostada. La primera comida del día se ha soltado la melena y cada vez hay más recetas pensadas para transformar las mañanas -o mediodías- en fiestas.

Noticias relacionadas

Al mismo tiempo también hay clásicos, como las migas, un plato de origen humilde y vinculado a pastores y gente de campo y que también sirve de aprovechamiento para el pan sobrante de días anteriores. Las migas, en una versión contemporánea, también forman parte del épico desayuno que se sirve en Atrio (Cáceres), un hotel-restaurante Relais & Châteaux con dos estrellas Michelin que es símbolo de excelencia, elegancia y buen gusto. Toño Pérez y José Polo, la pareja detrás de este templo del buen comer, comparten con nosotros una receta de esas que hay que tener siempre (muy) a mano.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 200 g de pan de los días anteriores

  • 6 dientes de ajo

  • 50 ml de agua

  • 100 g de panceta

  • Una cucharadita de pimentón

  • 3 pimientos secos ahumados

  • 4 huevos

  • 50 ml de aceite de oliva

  • Una cucharada de sal fina

  • Una cucharadita de sal Maldon

Elaboración

  1. Infusionar en el agua los pimientos secos ahumados durante unos 20 minutos, colar y reservar.

  2. Cortar el pan en trozos de tamaño pequeño, hidratarlos con el agua de los pimientos y reservar.

  3. Cortar los dientes de ajo en 'brunoise' y reservar.

  4. Cortar la panceta en trozos del mismo tamaño en el que hemos cortado el pan y reservar.

  5. En una sartén ancha de dos asas, agregar aceite y dorar el ajo, añadir la panceta, cocinar removiendo durante tres minutos más y echar el pimentón.

  6. Agregar las migas de pan y remover durante cinco minutos más sin parar.

  7. Sazonar y reservar.

  8. Calentar una sartén con aceite y freír en ella cada uno de los huevos sin que lleguen a dorarse, retirar del fuego y recortar la clara, dejando solo un pequeño cerco alrededor de la yema.

  9. Para emplatar, dividir las migas en cuatro recipientes, calentar y colocar un huevo encima en cada uno de ellos. Espolvorear sal Maldon encima de la yema.

El huevo agrega untuosidad a las migas, así que lo mejor es mezclar todo para comerlo: una auténtica gozada y la demostración pura y dura de que una receta tradicional y popular puede ser el mayor de los lujos.