Conflicto laboral

Huelga indefinida en el Bicing de Barcelona a partir de este martes: ¿cómo me afectará?

Huelga indefinida de Bicing en Barcelona: estas son las paradas más afectadas

Nuevas señales en Barcelona para mejorar la convivencia entre bicis, patinetes y peatones en zonas de conflicto

El veto al patinete eléctrico en el transporte público de toda Catalunya se prolonga de manera indefinida

La electrificación de las estaciones retrasa la llegada de la bici compartida metropolitana a L'Hospitalet

Un usuario del Bicing pedaleando este agosto en Barcelona

Un usuario del Bicing pedaleando este agosto en Barcelona / Ángel García Martos

Carlos Márquez Daniel

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Tras seis horas de negociación, el comité de empresa y la UTE que gestiona el Bicing no han alcanzado un acuerdo este lunes para desconvocar la huelga indefinida que empieza este martes a las siete de la mañana. La movilización afecta a todos los turnos y a todos los trabajadores de la bici pública: reparto y redistribución de bicicletas en furgoneta, mecánicos y mantenimiento de estaciones. El sistema funcionará, pero de manera imprevisible, sin que ni mucho menos se pueda garantizar su correcto desarrollo. Por eso el consejo de la plantilla es muy claro: "Habrá pocas bicis, mejor buscar otras opciones".

Los trabajadores de Bicing empiezan una huelga indefinida y protestan en la plaza de Sant Jaume

Al no haber distribución de bicicletas, los usuarios que no busquen una alternativa de movilidad es probable que se encuentren muchas estaciones llenas y muchas estaciones vacías. Tiempo atrás, sin tanta bici eléctrica, la diferencia estaría muy clara entre las de mar y las de montaña por el hecho de tener que pedalear de subida o de bajada. Ahora ya no está tan claro, pero las que tienen más demanda se quedarán llenas y sin alternativa. Del mismo modo, es probable que los barrios de montaña se queden pronto sin bicis.

Plano detalle de la parte frontal de las bicicletas Bicing

Plano detalle de la parte frontal de las bicicletas Bicing / ACN

Al no ser un servicio esencial para la ciudadanía, como sucede con el metro o el bus cuando hay huelga, el Departament de Treball no ha dictado servicios mínimos. Así las cosas, es posible que este martes las cosas vayan más o menos bien en las primeras horas del día. Pero pronto todas las bicis estarán en función de la demanda y no de la necesidad de disponibilidad. Puede ser que por la tarde haya un cierto reequilibrio, pero es un misterio. Será, sin embargo, un buen experimento para ver hasta qué punto, sin ayuda de las furgonetas, el sistema es capaz de equilibrarse entre la hora punta matinal y la de la tarde.

Diferencias salariales

Tampoco trabajarán los mecánicos, así que las bicis estropeadas no se repararán y tampoco se llevarán al taller. Sí funcionará el servicio de atención al cliente, que está en manos de la empresa pública BSM y no del concesionario, la UTE Pedalem Barcelona, en la que están PBSC, que básicamente se encarga de proporcionar las bicis, y Ferrovial, que a través de su filial Serveo es la que gestiona el servicio y quien mantiene el conflicto con la plantilla, en el que básicamente se discute un tema de incremento salarial.

Usuarios del Bicing circulan por la Diagonal.

Usuarios del Bicing circulan por la Diagonal. / Ricard Cugat

La plantilla del Bicing está formada por unas 150 personas, de las que poco más de 10, asegura el comité, votaron en contra de movilizarse. La compañía ofrece un incremento gradual, año a año, para llegar al quinto ejercicio con una subida de 3.050 euros, mientras que los trabajadores piden ya de entrada 1.500 euros más por año. "Todavía nos separa un mundo", sostenía un representante de la CGT antes de entrar en la última reunión de mediación en Treball. El encuentro ha empezado a las cuatro de la tarde y ha terminado pasadas las diez de la noche sin que ambas partes hayan alcanzado un acuerdo que evite la huelga indefinida.