En Ciutat Vella

Un mural del jugador marroquí Achraf Hakimi con su madre cubre una pared de Barcelona

El lateral nacido en Getafe ha sido uno de los protagonistas del Mundial, donde ha conseguido llevar a su selección a unas históricas semifinales

Pintan un mural del jugador marroquí Hakimi con su madre en Barcelona

VÍDEO: EFE

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Una pintura del futbolista marroquí Achraf Hakimi recibiendo un beso de su madre cubre una pared de una calle del distrito de Ciutat Vella en Barcelona, donde vive una gran parte de la comunidad marroquí de la ciudad.

El defensa de Marruecos Achraf Hakimi pelea por el balón junto al jugador de Francia Kylian Mbappe, en la semifinal entre ambos equipos en el Mundial de Qatar.

El defensa de Marruecos Achraf Hakimi pelea por el balón junto al jugador de Francia Kylian Mbappe, en la semifinal entre ambos equipos en el Mundial de Qatar. / GIUSEPPE CACACE / AFP

El mural, realizado por el diseñador y fotógrafo brasileño Diego Ojeda Marinho (@Nadiemedicearte), es un homenaje a uno de los jugadores destacados de este Mundial de Qatar 2022, que ha llevado a la selección de Marruecos a la semifinal, siendo el primer equipo africano de la historia en lograrlo.

Hakimi, de padres marroquíes, nació en Getafe (Madrid) en 1998, jugó en los equipos base del Real Madrid y fue transferido a varios equipos. Actualmente milita en el Paris Saint Germain.

De familia muy humilde, su madre se mostró orgullosa con la bandera de Marruecos atada al cuello durante el partido que enfrentó su selección a Francia. Tras el encuentro, el jugador corrió a reunirse con su progenitora, que le dio el icónico beso que plasmaron la mayoría de fotógrafos y que ha dado la vuelta al mundo.

El lateral criado en las filas del Real Madrid fue el encargado de marcar el tiro decisivo en la tanda de penaltis de octavos de final contra la selección española.