TRES TIROS, TRES FALLOS

El relato de la desastrosa tanda de penaltis de España que le echó del Mundial

Bono detiene el lanzamiento de Busquets, el tercero fallado por la selección española.

Bono detiene el lanzamiento de Busquets, el tercero fallado por la selección española. / Lee Smith / Reuters (REUTERS)

1
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Hasta tres lanzadores eligió Luis Enrique. Y los tres fallaron, incapaces de batir a Bono, el nuevo héroe marroquí. El técnico se quedó solo en el banquillo del estadio de Doha. Miraba desde la distancia esa tanda que envió a la selección española a su casa. Ni un solo lanzamiento acabó en gol, signo del mal acierto que tuvo España.

En el primero, Sarabia, que había salido dos minutos antes de acabar la prórroga por su condición de especialista (había anotado 16 penaltis en su carrera deportiva), estrelló su lanzamiento en la base del poste izquierdo. Y todo se torció después cuando al gol inicial de Sabiri llegó el segundo preciso tiro de Ziyech. Ganaba entonces Marruecos por 2-0.

Sarabia, Carlos Soler y Busquets erraron desde los 11 puntos en una tanda de cruel recuerdo

Noticias relacionadas

El segundo tiro español de Carlos Soler fue repelido por Bono, que adivinó cada uno de los penaltis que le lanzaron. En este se tiró a su izquierda. Luego, la parada de Unai Simón al lanzamiento de Benoun alimentó las esperanzas de la selección española.

Pero Busquets, el capitán y único superviviente de la España campeona del mundo, tiró el tercer penalti. Lanzó a la derecha de Bono, quien volvió a acertar y despejó el tiro del azulgrana. Hecho el trabajo, y de manera soberbia por Bono, llegó el turno para Achrah Hakimi, quien mostró toneladas de personalidad y calma para con un lanzamiento al estilo Panenka (suave, centrado, inteligente, preciso) burlarse de Unai y eliminar a España.