Extremos inmobiliarios

13,76 millones separan el piso más caro y el más barato de Barcelona

  • El auge de la oferta de lujo y la salida al mercado de decenas de presuntas viviendas sin cédula, pisos con ocupas y con residentes vitalicios polarizan el mercado en la capital catalana

La vivienda más cara que se publicita en los portales inmobiliarios de Barcelona, a 13,8 millones.

La vivienda más cara que se publicita en los portales inmobiliarios de Barcelona, a 13,8 millones. / Idealista

3
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

La vivienda más cara en venta en los grandes portales inmobiliarios de Barcelona es un piso de más de 500 metros cuadrados más 300 de jardín en el paseo de Gràcia, disponible por 13,8 millones de euros. La más económica, un bajo en el barrio de Bon Pastor, en Sant Andreu, por 39.950 euros y 23 metros cuadrados. Las diferencias inmobiliarias entre los barrios más cotizados y los más modestos siempre han sido enormes, pero ahora polarizan la oferta el aumento de precios de la vivienda en el último año, la demanda de lujo y, en contraposición, la creciente irrupción de habitáculos a un teórico bajo coste, sin cédula, en plantas bajas interiores, en sótanos, con okupas incluidos o en venta con residentes vitalicios (en nuda propiedad) . Ahora 13,76 millones separan los mencionados ejemplos en el paseo de Gràcia y el Bon Pastor.

Jardín de la vivienda más cara de Barcelona anunciada en la actualidad.

/ Idealista

En la actualidad, la vivienda más cotizada que se anuncia en Barcelona (encabeza los portales Idealista y Habitaclia, pero puede haber otras comercializadas por canales más privados) se ubica en la Dreta del Eixample. Es una joya modernista de 1920 obra del arquitecto Joaquim Codina i Matalí, según reza el anuncio de la agencia Atipika, que detalla que cuenta con cuatro habitaciones, seis baños, biblioteca, oficina, dos entreplantas para "niños o invitados", zona de servicio y de bar. Por no hablar de molduras, muebles a medida de caoba, techos altos y "rasgos de época", o del jardín como "oasis de paz". El fastuoso hogar resulta a 26.336 euros el metro cuadrado. Queda más de tres millones por encima del precio de varias mansiones y pisos en el Pedralbes, que encabezan la oferta más elitista publicitada en la capital catalana.

La ciudad 'barata'

Es decir que un metro y medio cuadrado de esta vivienda 'top' cotiza igual que el piso más barato ofertado en Barcelona, ubicado en el Bon Pastor: un estudio de un solo espacio. Llama la atención que se ofrezca con "alta rentabilidad como inversión". Así sucede con innumerables espacios sin cédula o en ocasiones legales pero interiores y sin luz natural, que directamente salen al mercado enfocados a inversores que después los alquilarán a quienes prefieren un microespacio a tener que compartir una vivienda por habitaciones.

En la franja barata, la ciudad ofrece presuntos hogares incluso por 800 euros el metro cuadrado, pero sobre todo por unos 1.500-1.700. Un tercio de la media de la ciudad según el portal Idealista, que la fija en 4.653 euros en la actualidad.

Dicha web muestra 360 anuncios (de entre un total de 17.881 pisos en cartera) a menos de 100.000 euros. Habitaclia tiene unos 400 (entre 20.000 reclamos) por debajo de 90.000, ya que cuenta con otras franjas de filtrado de búsqueda. Casi en su totalidad se ubican en los barrios de rentas bajas: Trinitat Vella, Roquetes, Verdum, Trinitat Nova, La Prosperitat, Ciutat Meridiana-Torre Baró-Vallbona, La Verneda i La Pau, Can Peguera-Turó de la Peira, Can Baró, El Besòs, El Carmel, El Raval, La Marina del Port...

Cocina del bajo más barato que se oferta en Barcelona, por 39.950 euros y 23 metros cuadrados, en Bon Pastor.

/ Idealista

Noticias relacionadas

Esa oferta más económica abarca sobre todo minipisos o piezas que antaño fueron comercios y necesitan grandes reformas para su habitabilidad, pero también viviendas de 60 metros cuadrados o más, ubicadas en pisos altos sin ascensor, o en edificios envejecidos. Curiosamente, el más barato no es el piso más pequeño en oferta. En el Poble Sec hay en venta un habitáculo definido por su anunciante como "Funcional inmueble a reformar en Barcelona, idóneo para parejas". La vivienda cuenta con una superficie de 13 m² distribuidos en 1 habitación, salón-comedor, cocina además de 1 baño completo". Vale 70.000 euros. Eso, sí con parquet, se puntualiza.

Algunas viviendas que se acercan a los 100.000 serían deseables para muchos compradores jóvenes por su metraje o potencialidad , pero tienen una baja demanda para la mayoría de barceloneses que no quieren barrios periféricos, señalan fuentes del sector. En cuanto se da el salto a los distritos céntricos, es difícil encontrar vivienda por pequeña que sea a menos de 200.000 euros.