Doble acuerdo

La onda expansiva de la crisis del Govern amenaza los presupuestos de Barcelona

  • Albiach anuncia que los ‘comuns’ congelan la negociación de las cuentas autonómicas y si no hay pacto sobre ellas no se replicará en el consistorio

  • La eventual ruptura del Ejecutivo de ERC y Junts complicaría la candidatura de Trias a las elecciones municipales de mayo

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, conversan en la ofrenda floral a Lluís Companys

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, conversan en la ofrenda floral a Lluís Companys / Lorena Sopena / Europa Press

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El teniente de alcalde de Cultura y concejal de Presupuestos, Jordi Martí, presentará en unos días el proyecto de cuentas del Ayuntamiento de Barcelona para el año próximo. Como cada otoño. Ciertamente, en este caso se presenta un matiz notable: este es el último año de mandato, las elecciones municipales están a menos de ocho meses de distancia y el acuerdo con los grupos de la oposición se torna más difícil.

Dados estos condicionantes, la prórroga de las cuentas municipales se antojaba una solución indolora y lógica. Sin embargo, días atrás, fuentes de varios grupos advertían de que un pacto era posible, especialmente en el caso de que también se diera en el caso de los presupuestos de la Generalitat de Catalunya. Los ‘comuns’ participaron del pacto de las cuentas autonómicas del año pasado, y en principio eran y son candidatos a repetir ese papel.

Debate turbulento

Decían en el gobierno de Ada Colau que el termómetro de este escenario era el debate de política general en el Parlament. Y a la vista de que aquello acabó como el rosario de la Aurora, el optimismo sobre un pacto presupuestario en Barcelona se enfría.

Y no solo por intuición. Más concretamente porque este viernes la líder de los ‘comuns’ en la Cámara catalana, Jéssica Albiach, ha anunciado que su grupo da por "congeladas” las negociaciones presupuestarias hasta que haya un Govern “que sea capaz de gobernar y de aplicas las medidas valientes" que considera necesarias para Catalunya. Si los ‘comuns’ no participan de ese pacto, todo indica que tampoco habrá entente en el consistorio. Porque la inestabilidad autonómica sumada a la precampaña municipal dan como resultado un ambiente poco dado al pacto entre rivales políticos.

El desacuerdo municipal sobre los presupuestos no sería un drama. Siempre es posible que incluso en el caso de que el Govern estalle, en el otro lado de la plaza ERC se avenga a apoyar las cuentas de Colau, pero no parece probable.

Trias y sus condiciones

Noticias relacionadas

Una hipotética ruptura del Ejecutivo catalán tendría una segunda consecuencia municipal en clave barcelonesa. Xavier Trias, exalcalde y posible alcaldable de Junts per Catalunya, ha puesto entre otras condiciones para asumir el reto el de que haya estabilidad política en el Govern, de que no se estimule una ruptura con ERC.

Si ese acuerdo salta por los aires, Trias tendrá que decidir: o ignora el alboroto y prosigue con su candidatura, o se queda en casa. Pero como a estas alturas no está claro el desenlace de la crisis autonómica, el exalcalde tiene unos días para esperar sin tener que tomar una decisión definitiva. Por otra parte, la sensación de que será el candidato de Junts es compartida por casi todos sus rivales.