Ordenanza municipal

La restauración pide una reunión "urgente" con Colau ante la "indefensión" por la nueva normativa de terrazas

Los establecimientos afectados alegan que agosto es un mes vacacional y que no pueden presentar recursos contra la medida

Terrazas en la plaza de la Virreina, en Gràcia, por la noche.

Terrazas en la plaza de la Virreina, en Gràcia, por la noche. / Jordi Cotrina (EPC)

2
Se lee en minutos
El Periódico

 El Gremio de Restauración de Barcelona ha solicitado una reunión "urgente" con la alcaldesa, Ada Colau, ante la "indefensión" que supone que en pleno mes de agosto se esté comunicando a bares y restaurantes la nueva normativa que les obliga a reducir el horario de las terrazas en algunas zonas de la ciudad para combatir el ruido nocturno: la calle de Enric Granados, cinco plazas de Gràcia, los Jardins de la Mediterrània en Sants y otras dos zonas en Ciutat Vella.

El gremio ha asegurado este viernes que los establecimientos de la calle de Enric Granados han recibido, durante las últimas horas, las notificaciones oficiales que les informan de la reducción horaria de las terrazas.

Estas medidas aún no han entrado en vigor, ya que primero se deben notificar formalmente a los establecimientos afectados, para que estos puedan presentar alegaciones, y el Gremio de Restauradores considera, según han informado en un comunicado, que agosto es un mes en el que algunos restauradores están de vacaciones y no pueden presentar estos recursos.

Posponer la tramitación

"Enviando las notificaciones durante el mes de agosto, el ayuntamiento ha desoído la recomendación del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona, que pidió posponer la tramitación al mes de septiembre para evitar la indefensión de los restauradores", ha lamentado el gremio en un comunicado.

La Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) emitió un comunicado la semana pasada donde pedía al ayuntamiento no enviar notificaciones judiciales en agosto, porque "una notificación en este mes puede implicar que el destinatario no pueda ejercer su derecho de defensa con plenas garantías", al estar de vacaciones.

El Gremio de Restauradores teme que los establecimientos de Enric Granados que ya han recibido la notificación oficial no puedan presentar alegaciones, y por eso exigen una reunión "urgente" con Colau durante la semana que viene, cuando la alcaldesa tiene previstos actos conmemorativos del atentado de las Ramblas de 2017.

"Dar la cara"

El director del gremio, Roger Pallarols, ha exigido a Colau "dar la cara": "La alcaldesa debe interrumpir sus vacaciones de la misma forma que el gobierno que ella preside ha interrumpido la de los restauradores", ha dicho.

Además, ha considerado que los horarios de la restauración quedaron fijados en la ordenanza de terrazas de 2018: "El acuerdo implicaba respetar el horario actual, único para toda la ciudad", por lo que ha considerado que "la alcaldesa ha roto su palabra y ha reabierto, de forma unilateral, la guerra contra la restauración".

El Ayuntamiento de Barcelona tomó la decisión de adelantar una hora el cierre de las terrazas en calles y plazas consideradas como Zona acústicamente tensionada en horario nocturno (ZATHN), para reducir la contaminación acústica, como la calle de Enric Granados, cinco plazas de Gràcia, los Jardins de la Mediterrània en Sants y otras dos zonas en Ciutat Vella.

Cobertura gratuita

Noticias relacionadas

Las terrazas de estas zonas deben adelantar una hora el cierre cuando entren en vigor estas medidas una vez haya pasado el período de alegación de los restauradores, y tendrán que cerrar a las 23.00 horas de domingo a jueves y a la medianoche los viernes, sábados y vigilias de festivo.

El gremio también ha informado que se ha puesto en contacto con los comerciantes afectados de todas estas zonas, tanto de Enric Granados como los otros puntos situados en Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Gràcia, y ha asegurado que dará cobertura jurídica gratuita a sus agremiados.