Transporte público

La T-Casual de una zona se integra en la T-Mobilitat en el ámbito metropolitano de Barcelona

Es el título de transporte más demandado, por lo que se espera que el uso de la nueva tarjeta, que registra 180.000 validaciones diarias, se dispare

Una usuaria de la T-Mobilitat, en la parada de metro de la L1 de Arc de Triomf.

Una usuaria de la T-Mobilitat, en la parada de metro de la L1 de Arc de Triomf. / Ricard Cugat

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

La T-Mobilitat va dando pequeños pasos camino de su consolidación total, cosa que sucederá, esa es la previsión del Govern, a finales de 2024. Este martes, la T-Casual de una zona se ha incorporado al nuevo título de transporte en el ámbito metropolitano (36 municipios) y se une al resto de títulos que ya estaban incorporados, la T-Usual y la T-Jove de una zona y la T-Familiar, adaptada recientemente. El sistema registra a diario 180.000 viajes y crece a un ritmo de 4.000 usuarios semanales.

La T-Casual, heredera de la T-10, es el título de transporte más demandado del sistema tarifario integrado, según informa la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), aunque TMB siempre ha afirmado que en el ámbito de Barcelona, la tarjeta más usada es la T-Usual (la antigua T-Mes). Sea como fuere, ya se puede incluir en el soporte físico o en el móvil (de momento, solo en los sistemas Android y NFC). De este modo, los títulos de transporte más recurrentes ya forman parte de la tarjeta del futuro, que empezó a gestarse en octubre de 2014 tras el contrato que firmaron el ATM y cuatro empresas privadas.

Las personas dadas de alta en el sistema ya pueden cargar la T-Casual en la tarjeta a través de las máquinas de autoventa de la red de transportes o en las webs de la T-Mobilitat o de TMB (se supone que el resto de operadores se irán sumando). En el caso de los viajeros que validen con el móvil, pueden hacer lo propio desde la misma aplicación.

La próxima, la T-16

La próxima en entrar debería ser la T-16. Y a partir de ahí, debería empezar la extensión hacia otros municipios, la desaparición del cartón sin banda magnética y unificación de todo el sistema de transporte público de Catalunya para aplicar, de una vez por todas, el sistema de cobro por kilómetro recorrido. La T-Familiar, con su entrada en la T-Mobilitat, deja de ser unipersonal y podrá ser usada por varios usuarios.

Noticias relacionadas

La T-Mobilitat, según cifras de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), registra a diario cerca de 180.000 validaciones y antes de verano ya serán 200.000 las personas dadas de alta en el servicio. Con la incorporación de la T-Casual, la Administración cree que el ritmo de crecimiento será superior al registrado hasta la fecha.

El calendario

A finales de año, siempre según las previsiones del Departament de Polítiques Digitals i Territori, la T-Mobilitat ya debería estar operativa en los cerca de 300 municipios de la siete coronas metropolitanas de Barcelona. Para otoño de 2023, para este mismo territorio está previsto el denominado apagón magnético, esto es, la desaparición de las tarjetas que no disponen de chip, lo que permitirá introducir por primera vez el cobro por distancia y no por coronas. Durante el 2024, a medida que se vayan instalando las máquinas validadoras que el Govern acaba de licitar (un primer lote de 21,6 millones), la T-Mobilitat se irá desplegando por toda Catalunya. A finales de ese año, siempre según la previsión de la Generalitat y 10 años después del contrato inicial, ya estará a pleno rendimiento.