Barceloneando

Del Cercle d'Economia a dos masias emblemáticas en horas bajas

  • La entidad empresarial catalana se ha convertido en el espacio de encuentro plural que está marcando la agenda política española

  • Can Vinyals de la Torre, al lado del hotel Princesa Sofía, está cerrada, dejada y con los jardines llenos de suciedad

  • La misma tristeza produce la Masia del Barça, 200 metros más abajo, que lleva años abandonada y a expensas de que se apruebe el Espai Barça

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este martes durante su conferencia en el Cercle d’Economia.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este martes durante su conferencia en el Cercle d’Economia. / Andreu Dalmau / Efe

Se lee en minutos

No hay día que en la calle de Provença, entre Pau Claris y paseo de Gràcia, uno no se cruce con la policía, algún coche con los cristales tintados o unidades móviles de televisión. Y es que allí está la sede del Cercle d'Economia y en menos de dos semanas han recibido la visita del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, de Pablo Casado y la de la presidenta del Congreso. Todos, como invitados, pero luego están los miembros del Cercle. Desde su presidente, Javier Faus, a Jordi Gual, Miquel Trias, Camino Quiroga o Jordi Amat, que este martes no se perdieron el coloquio con Meritxell Batet. Presentó el presidente de Caixabank que criticó el funcionamiento de parte del sector público español. El acto empezó a la misma hora que el TSJC anunciaba la suspensión del decreto de aplazamiento de las elecciones catalanas. Quizá por eso, Miquel Iceta entró con un inusual disimulo. En fin, que el Cercle se ha convertido en el espacio de encuentro plural que está marcando la agenda política española. Si nada cambia, la próxima invitada será la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Más poder de Madrid que visita Barcelona. Eso sí, vienen y se van.

Jordi Pujol, a la salida de su domicilio, en una imagen de hace dos semanas.

/ Joan Vehils

El día 8 de enero, viernes, me crucé con Jordi Pujol en la puerta de su domicilio en la Ronda del General Mitre. Se disponía a subir al coche y le acompañaban dos escoltas. El único privilegio que aún le queda al expresidente. Me apuntan que es por seguridad. A sus 90 años se ayuda de un bastón, pero se mantiene en forma. Me viene a la cabeza lo bien que está si lo comparamos con el rey emérito que este mes cumplió 83. Doce días después, leo que tanto él como Marta Ferrusola han dado positivos por covid y se encuentran confinados en su casa. Según la familia están moderadamente bien. 

Gaspart, en forma tras dar positivo

Cada vez que paso por la masía ubicada junto al hotel Sofia recuerdo aquellos años en los que Joan Gaspart siendo vicepresidente del Barça negociaba allí los fichajes. En algunas ocasiones nos citaba en su despacho para abroncarnos por alguna información que no le había gustado. Eso sí, luego, como buen creyente, se disculpaba. Un tipo genial que también ha padecido el coronavirus pero que vuelve a estar en forma. Les contaba esto porque el miércoles pasé por la masía. Está cerrada, dejada y con los jardines llenos de suciedad. Y Can Vinyals de la Torre no es una masía cualquiera. Se trata de un edificio protegido como bien cultural de interés local que dejó de ser del grupo Husa hace tres años. Entonces pasó a manos del Sabadell y la Caixa hasta que la adquirió la empresa de servicios Copernicus.

El exterior de la masía casi abandonada junto al hotel Sofia, el 22 de enero del 2021.

/ RICARD CUGAT

Doscientos metros más abajo

Te puede interesar

No sé qué harán con ella, pero es una vergüenza que la tengan así. La misma tristeza produce La Masia del Barça que está doscientos metros más abajo. Un edificio emblemático del club y por el cual pasaron jugadores como Guardiola, Puyol o Iniesta, no puede llevar tantos años abandonada a expensas que se apruebe el Espai Barça. A Laporta, Font y Freixa les recomiendo que se den un paseo por la zona. Da pena.

Si todavía no han visto la adaptación audiovisual de la obra teatral, 'Mammon', ya pueden ir a HBO y darle al 'play'. Alucinarán. Los vimos en el Lliure en el 2015 y hace un año arrasaron en los Teatros del Canal en Madrid. Allí, la crítica les dejó por las nubes: que sí tienen mucho talento, que si desbordan imaginación, que si son los más prometedores y originales creadores de la escena española... Ante semejante éxito, la dirección del teatro cogió a los dramaturgos catalanes, Nao Albet y Marcel Borràs, y les pidieron repetir este año. Digo yo que en Madrid cuando huelen talento no lo dejan escapar. Pues el viernes estrenan ‘Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach’. Una adaptación de una obra que ya interpretaron en el TNC en el 2013. Lo dicho, que, si uno quiere ver a estos dos personajes, doy fe que lo son, junto a Irene Escolar, habrá que coger el AVE en dirección a Madrid. Si nos dejan, claro. Aquí, en Barcelona, me cuenta Marcel que no tienen previsto actuar hasta el 2022. Otra pena.