CEREMONIA POLÉMICA

Albert Batlle afirma que no había "congestión" en la Sagrada Família pero entiende el "disgusto" de la gente

El arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, pide perdón pero insiste en que cumplieron las normas de seguridad

600 personas se reúnen en la Sagrada Família para la beatificación de Joan Roig Diggle. / FOTO Y VÍDEO: ACN / JORDI BATALLER

Se lee en minutos

El Periódico

Continúa la polémica por el acto celebrado en la Sagrada Família con la asistencia de 600 personas. El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona y uno de los asistentes a ese acto, Albert Batlle, ha asegurado que en el templo "no había ninguna congestión de personas", pero ha reconocido que entiende el malestar que ha suscitado este evento. 

"Entiendo que haya gente que se haya sentido discriminada" así como la "queja y el disgusto de sectores que han hecho las cosas bien", ha señalado Batlle en una entrevista en RAC-1. 

En defensa de ese acto, Batlle ha apuntado que en la Sagrada Família "caben 3.000 personas" y que el aforo previsto era del 30%. En este sentido, el concejal ha afirmado que los organizadores cumplieron la resolución del 29 de octubre pero ha añadido que la normativa "se puede revisar".

Por lo que respecta a las declaraciones del concejal de Drets i Ciutadania, Marc Serra, que el domingo dio a entender que no era consciente de la presencia de Batlle en la ceremonia, este ha explicado que recibió una invitación y que "no era el único representante" del ayuntamiento. Ha señalado que el comisionado de Asuntos Religiosos, Khalid Ghali, que "depende directamente de Marc Serra" también asistió, al igual que representantes de la Generalitat.

Reproches del templo al Govern

Por su parte,  el presidente delegado de la Junta Constructora de la Sagrada Família, Esteve Camps, ha reprochado que miembros del Govern digan que "no sabían nada" de la ceremonia, cuando había dos representantes de la Generalitat acreditados en el acto. "Es sorprendente. Yo no los fui a buscar. Estaban en el sitio reservado para autoridades. No comprendo que digan que no sabían nada", ha criticado Camps en declaraciones en Ràdio 4 y La 2 recogidas por Europa Press.

Ha negado que fuese un error celebrar este acto y ha subrayado que están "tranquilos" con respecto al expediente que la Generalitat ha dicho que abrirá para comprobar que se cumplieron las medidas por el covid-19, porque ha asegurado que no hicieron nada fuera de las normas.

Camps ha dicho que entiende perfectamente la polémica con respecto a las medidas en el sector de la cultura y la restauración, ha añadido que se solidariza con ellos, pero ha apuntado que "las circunstancias no son comparativas", porque el templo tiene una altura mínima de 60 metros y hay ventilación.

Sobre la limitación a 100 personas en ceremonias religiosas que el Govern quiere aprobar, Camps ha afirmado que "en una gran mayoría se resuelve el problema", pero ha explicado que el 22 de noviembre hay previsto un acto de nombramiento del nuevo obispo auxiliar, que es un problema, en sus palabras. Ha explicado que la Generalitat tiene que negociar con el cardenal y establecer de conveniencia las medidas o proponer hacerlo otro día, y Camps se ha mostrado partidario de aplazarlo "en función de las condiciones que ofrezca la Generalitat".

Omella pide perdón

Te puede interesar

Ha terciado también este lunes en la polémica el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, que ha pedido disculpas a quienes se hayan sentido ofendidos. "Hemos intentado cumplir las normas. Pido perdón si he hecho algo mal pero he intentado hacer las cosas bien", ha señalado Omella en una entrevista en la cadena SER Catalunya.

Ha asegurado que cumplieron el aforo del 30% que, según sus cálculos permitía la presencia de hasta 800 personas. El arzobispo ha rechazado la propuesta del Departamento de Justícia de limitar los actos religiosos a 100 personas porque, ha argumentado, "no es lo mismo una iglesia pequeña que una grande". Omella sí se ha mostrado dispuesto a aplazar la próxima ceremonia prevista para el 22 de noviembre.