Cuatro víctimas

El asesino en serie de los sintecho se desplazaba en bus nocturno

Los Mossos le siguieron hasta la parada gracias a la colaboración ciudadana y le detuvieron en Sant Cugat

Los investigadores recogen pruebas para atribuirle los cuatro crímenes y buscan si cometió otros antes

La caravana en la que vivía el presunto asesino de personas sin techo en el Eixample, en el barrio de Las Planas de Sant Cugat.

La caravana en la que vivía el presunto asesino de personas sin techo en el Eixample, en el barrio de Las Planas de Sant Cugat. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Guillem Sànchez

El asesino en serie de los sintecho de Barcelona huyó en bus nocturno de la ciudad tras cometer el último crimen el lunes por la noche, según fuentes policiales consultadas por este diario. Se desplazó del cruce de las calles de Sardenya con Rosselló hasta la plaza de Catalunya, una distancia de casi tres kilómetros de calles desiertas por el confinamiento que hizo a pie y que dio tiempo a los agentes de los Mossos d’Esquadra –alertados por los vecinos– a localizarlo mientras caminaba y comenzar así un seguimiento discreto.

A las once de la noche, el homicida de mendigos, un hombre brasileño de 35 años que residía en una caravana en el barrio de Les Planes de Sant Cugat del Vallès, se abalanzó sobre su cuarta víctima, que dormía en la acera frente a una peluquería del Eixample. A escasos metros, había otro sintecho a la intemperie. Pero eligió a este: un hombre de unos 30 años, afable, que se había ganado el cariño de los vecinos y que horas antes de morir salvajemente golpeado por un martillo estuvo tratando de devolver un nido al árbol del que se había caído, recuerda la panadera que le servía cada mañana el desayuno.

Mientras dormía

Le atacó mientras dormía. Varios vecinos presenciaron los hechos y llamaron al 112. Facilitaron a los Mossos una descripción del agresor –camiseta y pantalón cortos– y por dónde había huido. Minutos después, fue detectado y seguido a distancia. Se dirigió a una parada de autobuses de la plaza de Catalunya, esperó al bus nocturno Sant Cugat y subió al vehículo de transporte pasada la medianoche. Poco después de la una de la madrugada, bajó del bus ya en Sant Cugat y siguió a pie rumbo a casa. Fue interceptado por los agentes antes de llegar a su caravana.

Noticias relacionadas

La grabación de las diversas cámaras de seguridad de la calle de Casp muestran al detenido el 18 de abril atacando a la tercera víctima. Lo captaron merodeando por la zona: se acerca, se marcha y, finalmente, regresa y mata violentamente a la víctima. Tampoco hay dudas en el segundo crimen, ocurrido solo 36 horas antes. El modus operandi concuerda.

Sobre la primera muerte, ocurrida el 19 de marzo, sí sigue planeando alguna incerteza. La persona fallecida fue atacada con un cuchillo, a diferencia de las otras tres, que murieron por golpes en la cabeza. Los investigadores trabajan ahora para tratar de probar que el hombre arrestado en Sant Cugat es autor también de este primer crimen e indagan en su pasado para aclarar si había matado antes. En Barcelona o en otras ciudades. Consta que estuvo en Zaragoza y antes en Portugal.