30 mar 2020

Ir a contenido

TRAS EL INCENDIO DE MONTORNÈS Y EL 'GLORIA'

La fauna del Besòs se recuperará en "dos o tres años", según la Generalitat

El Departament d'Agricultura i Pesca establece este plazo tras un censo de aves y un muestreo de fauna piscícola en la zona afectada

A pesar de la disminución de densidades poblacionales, "ninguna especie ha desaparecido de ningún tramo por efecto del vertido de Montornès o del 'Gloria'"

Manuel Arenas / Anna Rocasalva

Una gaviota reidora en el río Besòs, en cuyas aguas se reflejan las tres chimeneas de la antigua central térmica de Sant Adrià, el pasado jueves.

Una gaviota reidora en el río Besòs, en cuyas aguas se reflejan las tres chimeneas de la antigua central térmica de Sant Adrià, el pasado jueves. / JOAN PUIG

La fauna del río Besòs se recuperará en un plazo "de dos a tres años". Así lo concluye el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació después de que se haya realizado un censo de aves y un muestreo de fauna piscícola en la zona afectada tras el episodio de contaminación causado por el incendio de la planta industrial de Montornès del Vallès y del temporal ‘Gloria’.

"A pesar de que en los puntos del río Besòs inferiores al vertido las densidades poblacionales de peces y de algunos pájaros han disminuido, todos ellos permanecen en la zona y, aunque en menor número, han superado los dos episodios", asegura en un comunicado la Generalitat, que afirma que "ninguna especie ha desaparecido de ningún tramo por efecto del vertido o del temporal". 

El optimismo de la Administración autonómica va en consonancia con el del Consorci Besòs-Tordera, el cual reconoció el pasado mes de diciembre que la contaminación del río provocada por el incendio de la planta industrial de Montornès del Vallès no había provocado el daño medioambiental que se había previsto en un primer momento. 

"Ejemplares suficientes"

Actualmente, remarcan fuentes de la conselleria, "hay ejemplares suficientes para permitir el restablecimiento natural de la situación en un periodo de dos o tres años. Además, se espera que las altas densidades de los afluentes al río Besòs sirvan de fuente para aportar de forma natural ejemplares aguas abajo".

En el estudio, realizado por técnicos del Servei de Pesca Continental y los Agents Rurals, el departament admite haber detectado cierto descenso tanto de peces como de aves, pero ambas poblaciones "han sobrevivido a los episodios y se empiezan a recuperar".

La misma diversidad que en tramos sin afectación

Durante el mes de enero, los agentes rurales realizaron el censo de aves acuáticas para determinar el número y las variaciones que se habían producido respecto a años anteriores. Los agentes censaron los tramos de río por debajo del punto de vertido hasta la desembocadura y tres tramos más situados en los afluentes del río Besòs (los ríos Mogent, Tenes y Congost).

De las principales especies piscícolas presentes en estos ríos, se encontró "aproximadamente la misma diversidad" en los tramos afectados por el vertido como en los tramos sin afectar. Sin embargo, la densidad poblacional estimada es "bastante superior" en los afluentes respecto a los puntos del río Besòs salvo el río Congostdonde se ha detectado una densidad "muy baja", posiblemente debido al gran caudal que bajó durante el ‘Gloria’, "ya que el hábitat no es suficientemente óptimo para las especies en este punto".

De los datos obtenidos se desprende que "una parte de los peces ha superado los dos episodios presentando mecanismos que les han permitido sobrevivir a estas situaciones extremas", subraya la Generalitat, a pesar de que, en comparación con años anteriores, "se observa una leve disminución de ejemplares aguas abajo del punto de vertido, seguramente debido a la reducción de la fauna piscícola que les sirve de alimento". En cuanto al censo invernal de aves realizado en enero del 2020 -posterior al vertido y previo al temporal-, se han detectado un total de 35 especies diferentes. 

Puntos de muestreo para realizar un análisis de la afectación de la fauna fluvial. / departament d'agricultura

Muestreos realizados con pesca eléctrica

Con el objetivo de hacer un análisis de la afectación de la fauna fluvial, los técnicos establecieron cuatro puntos de muestreo en el río Besós por debajo de donde se produjo el vertido y tres puntos más ubicados en los afluentes (ríos Mogent, Congost y Ripoll), con tal de poder comparar los niveles de población piscícola respecto a los tramos con afectación.

Los citados muestreos, señala el Govern, se han realizado mediante el uso de la pesca eléctrica, técnica consistente en practicar unas descargas en el agua que aturden a los peces y facilitan su captura para recontarlos, medirlos, pesarlos y liberándolos al medio.

"El Besòs se recuperará... otra vez"

Desde la Federació d'Associacions Veinals de Santa Coloma de Gramenet (FAVGRAM) -uno de los municipios que han impulsado desde los 90 la recuperación medioambiental del río junto con Barcelona, Sant Adrià de Besòs y Montcada i Reixac-, su presidente, Tomás Fernández, cuenta que los vecinos "quieren ser optimistas, a pesar de que la desconfianza es muy grande".

Acerca de los "dos o tres años" a los que hace referencia la Generalitat, Fernández admite: "Queremos pensar que será suficiente y que en ese tiempo el río se normalizará y volverá a estar como hace unos meses, pero las dudas son muchas y cuesta creerse lo que nos dicen".

En diciembre, cuando se produjo el incendio de la planta industrial de Montornès, el lector Martín Martínez escribió en la sección Entre Todos de EL PERIÓDICO una carta sobre la contaminación del Besòs. Preguntado por la cuestión pasados estos meses, Martínez se muestra optimista: "El Besòs estaba muy mal y ya se recuperó una vez; ahora lo volverá a hacer". Eso sí, la recuperación total, pronostica Martínez, "seguramente llegará en un plazo superior a esos dos o tres años".

El lector rememora los tiempos en que trabajó cerca del río. "Recuerdo que hace 40 años no había vida en el río, sin embargo ahora me consta que hay peces y aves: he reconocido un proceso de recuperación medioambiental".