07 abr 2020

Ir a contenido

Cambios en la movilidad urbana

Barcelona veta la circulación de 55.000 coches contaminantes desde hoy

La Zona de Bajas Emisiones entra en vigor todos los laborables de siete de la mañana a ocho de la tarde

Hasta el 1 de abril el ayuntamiento no impondrá multas, pero avisará a los reincidentes

El Periódico

Barcelona y Madrid recrudecen la lucha contra la contaminación ambiental. En la imagen, un cartel de la nueva Zona de Bajas Emisiones en la Ronda de Dalt de Barcelona. / JORDI COTRINA / VÍDEO: EFE

La zona de bajas emisiones (ZBE) de Barcelona se empieza a aplicar hoy jueves, primer día laborable del año, aunque hasta el 1 de abril no se impondrán multas, solo se enviarán avisos a quienes más reiteradamente incumplan la norma. La medida prohíbe la circulación en el interior de las rondas a los coches más contaminantes, unos 50.000 vehículos, el 20% del parque móvil de la capital catalana.

La restricción está en vigor los días laborables de lunes a viernes, entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde, y afecta a un área de 95 kilómetros cuadrados no solo de Barcelona, pues también repercute a parte de L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Sant Adrià Besòs.

El transporte público prevé absorber unos 170.000 desplazamientos diarios más por la entrada en vigor de la ZBE, 137.000 correspondientes a trayectos de vehículos privados –87.000, entradas y salidas de la zona restringida, y cerca de 50.000, internos–, según la Autoritat del Transport Metropolità (ATM).

Sanciones

El Ayuntamiento de Barcelona ya instaló a finales del año pasado 36 cámaras para controlar la ZBE del total de 66 que tendrá la ciudad el 1 de abril. A estas hay que sumar las que se distribuirán por toda el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), llegando a unas 200.

Las cámaras registran y contrastan las matrículas con la base de datos de los vehículos sin etiqueta de la DGT. Los coches que no tengan permiso para circular según la AMB recibirán una sanción: 100 euros, las leves; 200, las graves, y 500, las muy graves.

Los conductores de los coches contaminantes que necesiten entrar dentro del área de la ZBE pueden pedir hasta 10 autorizaciones al año, que expide el AMB y que cuestan dos euros cada una. Si se debe entrar en la ZBE por una urgencia médica y no se dispone de permiso previo, se puede solicitar durante los tres días siguientes de coger el coche o moto.

Con bajos ingresos

Las matrículas extranjeras también serán leídas y en la frontera los vehículos recibirán información para que, cuando lleguen a Barcelona, hayan podido inscribirse en el registro electrónico para circular con la exención de 10 días, pues de lo contrario tendrán la «sanción correspondiente». 

Las personas que acrediten unos ingresos económicos inferiores al indicador público de renta de efectos múltiples (Iprem) –537 euros al mes en el 2018– más el 10% y que necesiten su vehículo de forma «indispensable» para trabajar podrán beneficiarse de un año de moratoria. 

También se ha ampliado la lista de tipos de vehículos que presentan servicios «singulares», como blindados, vehículos taller y laboratorio, adaptados a la venta y exposición de libros, condicionados para la venta de artículos, grúas de arrastre o elevación, y vehículos para ferias y hormigoneras, entre otros.

El 'conseller' Damià Calvet ha colgado este jueves en las redes sociales un vídeo en el que defiende la medida como "clave para afrontar la emergencia climática" y la ha vinculado con la entrada en vigor de las nuevas tarifas y tarjetas del transporte público.