Ir a contenido

los aciertos de la fiesta mayor

África empieza en la Trinitat

El parque del nudo viario, un oasis por descubrir para muchos, se consolida como un recinto perfecto para la Mercè

Carles Cols

Los acróbatas de Mighty Jambo Trust, en la zona de la grada del parque de la Trinitat, llena a rebosar.

Los acróbatas de Mighty Jambo Trust, en la zona de la grada del parque de la Trinitat, llena a rebosar. / MARTÍ FRADERA

‘Joe Miller’s Jest Book’ es, desde 1739, un librito bastante célebre en el mundo anglosajón. Es un recopilatorio de bromas y ocurrencias que aparece mencionado incluso en ‘Cuento de Navidad’, de Charles Dickens, y en el ‘Ulises’, de James Joyce, pero su fama a este lado del Canal de la Mancha es desafortunadamente escasa. Una lástima, porque tiene fragmentos exquisitos. “¿Los límites de nuestro país, señor? Pues al norte limita con la aurora boreal, al este con el sol naciente, al sur con la procesión de los equinoccios y al oeste con el día del Juicio Final”. Pues he aquí que en estos días de Mercè la frontera norte de Barcelona es, ¡toma ya!, África, porque, en un acierto estupendo del Institut de Cultura de Barcelona, el parque de la Trinitat ha programado exclusivamente espectáculos de aquel continente. Ha sido un éxito.

Aunque lejos del centro, el parque de la Trinitat es el espacio de la Mercè mejor comunicado en transporte público

El parque de la Trinitat le parecerá a la mayoría de los barceloneses un lugar tan remoto como Suazilandia, pero en verdad, lo que son las cosas, de todos los espacios de la Mercè es el mejor comunicado en transporte público. El metro desencocha literalmente en la boca del parque, un oasis verde y acogedor en mitad de un nudo viario ingrato. Allí, a mediodía, por poner un ejemplo de lo acontecido, actuaba la troupe de Mighty Jambo Trust, circo tribal procedente de Kenia, una compañía con un proyecto de integración a sus espaldas a la altura de los números acrobáticos que realizan sus artistas. La zona de la grada, que no es pequeña, estaba llena a rebosar. Cuando uno de los acróbatas, no solo caracterizado de leopardo, sino casi imbuido por un alma felina, se ha mezclado con el público, a los niños se les iluminaba la cara, lógico, pero lo increíble ha sido ese perro de una pareja del público al que le ha dado un yuyu tremendo porque no veía en el leopardo al joven de 19 años que interpretaba el papel, sino una amenaza verdadera. Todo ha terminado bien. Mejor, muy bien. Tras el número final, los acróbatas han invitado al público a bajar a escena a bailar. Un fiestón.

Yacimientos de talento

Lo que Mighty Jambo Trust hace en realidad es ir por las escuelas de Kenia en busca de talento circense y becar durante tres años a los mejor dotados. No hay que ser muy lince para adivinar que como yacimiento de aptitudes físicas África es como el la mina de diamantes de los siete enanitos. El brillo salta a la vista. Que hayan recalado en la Mercè ha sido una suerte.

Del acierto de volver la mirada hacia los artista de África tiene parte de la responsabilidad Anna Mbengue, a la que hay que felicitar

La cuestión es que, si no lo estaba ya, la Trinitat se ha consolidado definitivamente como espacio de la fiesta mayor para regar y dejar crecer en próximas ediciones. ¿Con África de nuevo como protagonista? Eso quisiera Anna Mbengue, responsable en buena medida de que la responsable del MAC (Mercè Arts de Carrer), Marta Almirall, tomara este decisión este año. La idea germinó en enero. Desde hace años, la comunidad africana que reside en Barcelona participa en la cabalgata de los Reyes Magos. Le dan una presencia a la carroza de Baltasar que ya quisiera la Reina de Saba. Así se conocieron Almirall y Mbengue, y esta última parece que tiene un don para convencer, lo cual no queda acreditado solo con que la directora del MAC dijera que sí a poner África en la frontera norte de la Mercè, sino, además, en que es la responsable de los talleres que durante dos días han tenido lugar en uno de los espacios de la Trinitat. Allí, hay testigos de ello, ha puesto en danza a parte del público. Tiene su mérito. En el ‘Joe Miller’s Jest Book’ cabría perfectamente algún chiste sobre las dotes para la danza de los barceloneses.