Ir a contenido

VIOLENCIA MACHISTA EN BARCELONA

Juzgado por un crimen machista un huido de la justicia

El detenido huyó a Nueva York y estuvo ilocalizable durante 10 años

El cuerpo de la joven apareció esqueletizado en la autovía de Castelldefels

Europa Press

Vehículo de la Policía Nacional.

Vehículo de la Policía Nacional. / EL PERIÓDICO

El Tribunal del Jurado de la Audiencia de Barcelona juzgará a partir de este martes al acusado de presuntamente asesinar a su expareja atacándola con un arma blanca el 5 de octubre de 1997, después de que consiguiera huir a Nueva York y estar ilocalizable durante 10 años.

El acusado, Rafael A.B., se sentará en el banquillo por un presunto delito de asesinato, por el que se enfrenta a 25 años de cárcel, además de una petición de prohibición de acercamiento a la familia de la víctima durante cinco años y una indemnización de 660.000 euros. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Rafael A.B. había mantenido una relación sentimental con la víctima durante varios meses de 1997, pero en verano ella había decidido dejarle, algo que él no aceptaba "y la sometía a un acoso constante".

Ese 5 de octubre, sobre las 21 horas, el presunto asesino fue a la casa de la mujer en Barcelona, consiguió que bajara al portal con la excusa de devolverle algunas cosas, y la conversación acabó derivando en una fuerte discusión. El acusado la trasladó a un lugar desconocido en el que la atacó "utilizando al menos un instrumento inciso punzante, y le causó múltiples heridas", sin que ella pudiera defenderse y ocasionándole, según el Ministerio Público, un gran sufrimiento, principalmente con una lesión en la órbita ocular.

El acusado huyó de España tras el crimen "precipitadamente", dirigiéndose a Nueva York, permaneciendo ilocalizable durante años pese a las gestiones policiales, y no fue hasta 2017 cuando le encontraron y le pusieron a disposición judicial. El cuerpo de la mujer, que en el momento de los hechos tenía 31 años, fue hallado oculto en una zona de vegetación cercana a la autovía de Castelldefels el 6 de mayo de 1998 en estado esqueletizado.