Ir a contenido

CONSULTA INTERNA

Colau: "La diferencia no es entre ERC y el PSC, es tener la alcaldía"

Los 'comuns' instan a sus bases a elegir entre un pacto con los republicanos o los socialistas

Collboni lo celebra y Maragall invita a la militancia de Barcelona en Comú a elegirle como socio

Toni Sust / Barcelona

Colau pregunta a sus bases si quieren pactar con Maragall o Collboni. / RICARD CUGAT (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Ada Colau, alcaldesa en funciones de Barcelona, y todo apunta a que alcaldesa de nuevo hasta el 2023, ha comparecido ayer para anunciar que Barcelona en Comú abre una consulta sobre con quién debe pactar en el ayuntamiento. Una votación que debe blindar su investidura, este sábado. Es una consulta ciertamente peculiar, porque da a elegir entre la victoria y la derrota, entre contar con la alcaldía o perderla, lo que lleva a preguntarse quién entre los ‘comuns’ podría apoyar la segunda posibilidad. Opción a: “Acuerdo de gobierno entre Barcelona en Comú y el PSC, con Ada Colau como alcaldesa”. Opción b: “Acuerdo de gobierno entre ERC y Barcelona en Comú, con Ernest Maragall como alcalde.

Colau, con el PSC

La consulta prevé pues dos posibles desenlaces, como avanzó EL PERIÓDICO: aliarse con los socialistas o con los republicanos. La cúpula de los ‘comuns’ tiene claro cuál es su voto: “Lo que defenderemos como opción prioritaria es el acuerdo con el PSC”, precisó Colau. El porqué de esa elección también lo dejó claro: "Para nosotros la diferencia no es entre ERC y el PSC. Es tener la alcaldía. Es muy relevante para marcar las prioridades". Después cargó contra los que la acusan de preocuparse de “preocuparse por la silla”: “Nos lo dicen a nosotros, que nos rebajamos el sueldo”.

Colau: "Tener la alcaldía es muy importante para marcar las prioridades"

La votación, por internet, empezó ayer y concluirá este viernes a las cinco de la tarde. Unos 10.000 inscritos podrán votar. Es el mismo censo al que se consultó la expulsión del PSC del gobierno municipal en noviembre del 2017. Los votantes tienen la posibilidad de votar varias veces si quieren cambiar el sentido de su decisión: sólo contará el último voto.

En el texto de presentación de la consulta, BComú precisa que una vez se conozca qué opción gana se cerrará un acuerdo de gobierno con el socio elegido pero siempre “después de la investidura”. Con ello los ‘comuns’ cumplen con su advertencia de que no cerrarían un pacto de gobierno antes de la investidura y también hacen un gesto ante la reclamación del PSC de ese acuerdo. “Para mí sería un honor ser alcaldesa cuatro años más”, ha proclamado Colau.

El apoyo incómodo de Valls

Si, como todo parece indicar, gana el pacto con el PSC, BComú tendrá que pasar el mal trago de asistir a cómo Colau es reelegida gracias a los votos de Manuel Valls, el elefante en el comedor del que algunos actores de esta negociación tratan de no hablar pero que todos tienen en mente.

Collboni: "Colau ha sido clara vinculando la investidura con un gobierno de BComú y el PSC"

La alcaldesa en funciones dio por bueno su apoyo, aunque admitió que le resulta incómodo: “El acuerdo con el PSC no es suficiente para lograr mi investidura. Sus votos no son suficientes, son necesarios tres votos más que ha ofrecido Valls. Es una cuestión que no nos gusta, que nos ha hecho dudar mucho y debatir internamente. Es una situación inesperada y no querida. Ninguno de nosotros lo había previsto. No es una opción que nos guste. Pero tras el debate interno hemos llegado a la conclusión que nos presentamos para gobernar, y no hay que renunciar a gobernar por tres votos que no hemos ido a buscar”. Negó que Valls vaya a condicionar el mandato, algo que en cualquier caso se verá con el tiempo.

Collboni, satisfecho

El PSC se da por satisfecho. El candidato de los socialistas a la alcaldía, Jaume Collboni, dio por buena la consulta abierta por Barcelona en Comú para que su militancia elija entre una alianza con el PSC o una con ERC. “Las cosas están muy bien enfocadas”, afirmó antes de subrayar que la fórmula es “fruto de las conversaciones” que socialistas y ‘comuns’ han mantenido estos días. Aunque no habrá pacto de gobierno previo, como reclamaba, al PSC le basta la posición de  Colau: “Ha sido clara vinculando la investidura con un gobierno progresista del PSC y Barcelona en Comú”.

Si todo se tuerce y gana el pacto con ERC, dijo Collboni, el PSC le presentará a él a la investidura, algo lógico. El socialista descartó que el pacto de Barcelona se vincule con un hipotético apoyo de ERC a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, y acusó a los republicanos de “no conocer al PSC” por estimular esa vía.

Maragall: "Hoy Colau ha dejado de engañarnos. La única cuestión es la alcaldía"

El llamamiento

El que está más cerca de perderlo todo en esta partida de póker es Ernest Maragall. El republicano llamó a la militancia de Barcelona en Comú a votar a favor del pacto con ERC en la consulta, de la que aseguró que en realidad debería invitar a elegir entre Valls, sí o Valls, no. Advirtió a los que apoyaron a Colau en las urnas que se está “tergiversando” su voto y les pidió que “actúen en consecuencia”. Si el pacto con el PSC acaba derrotado, advirtió, “sería una lección de compromiso con la ciudad y una oportunidad para empezar el diálogo de verdad”. De Colau afirmó: “Hoy ha dejado de engañarnos. Hoy se han caído las caretas. Incluso me ha sorprendido el descaro: la única cuestión es la alcaldía. Todo se basa en eso”.