Ir a contenido

ALCALDÍAS EN DISPUTA TRAS EL 26-M

Las otras grandes ciudades metropolitanas donde se negocian pactos 'in extremis'

Barcelona no es la única gran urbe metropolitana donde todavía no hay nada decidido tras los resultados de las elecciones municipales

Mientras en los feudos socialistas imperan las mayorías absolutas, otras urbes acogen antes del 15 de junio negociaciones para las investiduras

Manuel Arenas / Aitana Glasser / Àlex Rebollo / Joan Salicrú

Las otras grandes ciudades metropolitanas donde se negocian pactos 'in extremis'

Barcelona no es la única gran ciudad metropolitana donde todavía no hay nada decidido tras los resultados de las elecciones municipales del 26-M. Mientras feudos socialistas como L'HospitaletSanta Coloma Cornellà ven los toros desde la barrera de la plácida mayoría absoluta, otras urbes acogen estos días previos al 15 de junio, cuando se constituirán los nuevos consistorios, negociaciones de cara a las investiduras que determinarán las alcaldías del próximo mandato.
 

Badalona: o Albiol o todos contra Albiol

De cara al próximo 15 de junio, el gran interrogante en Badalona es si el próximo alcalde del municipio será Xavier Garcia Albiol (PP), candidato de la lista más votada, con 11 concejales, o cristalizarán las negociaciones que ya han empezado en un pacto entre Guanyem-ERC (7), PSC (6) y Badalona en Comú Podem (2).

Tras el veto de gobierno del alcalde en funciones Álex Pastor (PSC) a la candidata de Guanyem-ERC, Dolors Sabater, la incógnita a despejar es si los independentistas darán su 'sí' a Pastor como mal menor en la alcaldía o no, lo que dejaría la vara de mando en manos de Albiol. Dada la tensión, muy improbable es la opción que abanderan los 'comuns' de un pacto para un futuro gobierno a tres entre PSC, Guanyem-ERC y 'comuns'.

Para que Albiol no fuera alcalde, por tanto, Pastor debería reunir 14 'síes' de los 27 concejales del Pleno, puesto que en la investidura se requiere la mayoría absoluta, independentientemente de cómo se articule el posterior gobierno. Algo para lo que podría contar con la baza del Ayuntamiento de Barcelona, pues un eventual pacto entre Colau y Collboni podría acercar también a socialistas y 'comuns' en Badalona, otra alcaldía capital.

En caso de que finalmente no hubiera pacto, saliera investido Albiol y gobernara en minoría, un escenario que los independentistas no descartan es una oposición de desgaste y plantear una moción de censura que previsiblemente podría contar con el apoyo socialista.

El Prat: un nuevo acuerdo entre 'comuns' y socialistas

La principal incógnita en El Prat de Llobregat era saber cómo afectaría la marcha del histórico alcalde de la ciudad, Luis Tejedor (ICV, antes PSUC), al frente del consistorio durante los últimos 37 años, y el cambio de siglas de los ecosocialistas, que concurrieron a los comicios del 26-M bajo la marca de El Prat en Comú y con Lluís Mijoler como alcaldable. 

Pero, pese a que el repunte del socialismo en la comarca ha salpicado también a El Prat, donde el PSC ha pasado de 4 a 7 concejales, los 'comuns' han logrado mantener los 11 concejales que obtuvo ICV en 2015, pasando de aglutinar 9.380 votos (35,59%) a reunir 9.940 papeletas (33,48%).

Por detrás quedan ERC y Cs, con 3 ediles cada uno, y Podemos, con uno. En este escenario, y tras reunirse con el resto de fuerzas, los ‘comuns’ están trabajando ya con el PSC para reeditar el acuerdo que han mantenido ambas formaciones en los últimos cuatro mandatos, incluido este que finaliza.

Aunque no está todavía cerrado, este pacto les permitiría gobernar con una mayoría absoluta todavía más amplia que la actual, concentrando 18 de los 25 ediles que conforman el Pleno, frente a los 15 que sumaban hasta ahora.

Castellfedels: la 'Badalona' del Baix Llobregat

Similar a Badalona es el caso de Castelldefels, donde el PP ganó las elecciones municipales por tercera vez consecutiva, manteniendo los 8 concejales que obtuvo en 2015. La formación de Manu Reyes solo gobernó un mandato (2011-2015), pues un pacto a cuatro entre PSCMovem -que se turnó la alcaldía con el PSC-, ERC y Catalunya Sí Pot (Podemos), al que luego se sumó el PDeCAT, le impidió hacerlo en 2015.

Con un panorama similar, los socialistas ven “ideal poder reeditar el pacto de progreso” que los grupos de la oposición firmaron hace cuatro años, según afirma la alcaldesa en funciones María Miranda (PSC), aunque señala que todavía es "pronto" para confirmar acuerdos y descartar definitivamente un gobierno popular.

Manu Reyes, candidato del PP a la alcaldía de Castelldefels. / PP CASTELLDEFELS 

Cerdanyola del Vallès: el PSC se postula a recuperar la alcaldía

El escenario tras las municipales Cerdanyola parte de una simplificación: aunque se mantiene el mismo número de grupos municipales (7) que en el anterior mandato, en esta ocasión el PSC queda claramente destacado en cabeza puesto que ha conseguido 9 de los 25 concejales. 

Las municipales del 2015 fueron de vértigo y los socialistas ganaron por 28 votos a Compromís per Cerdanyola, una formación de izquierdas que ostentaba la alcaldía hasta ahora gracias a un pacto con ERC, CiU e ICV, que invistieron alcalde a Carles Escolà. 

Ahora, esta formación, bajo el nombre Guanyem Cerdanyola, ha perdido dos concejales y el actual primer edil ha anunciado que renuncia. Así las cosas, el candidato socialista Carlos Cordón se postula a recuperar para el PSC una alcaldía histórica del Vallès Occidental.   

Sant Vicenç dels Horts: socialismo en casa de Junqueras

Panorama singular el de Sant Vicenç dels Horts, el municipio de Oriol Junqueras -alcalde entre 2011 y 2015-, donde el PSC ha logrado desbancar a Junts per Sant Vicenç-ERC como primera fuerza por tan solo 66 votos, quedándose ambos con 8 ediles. Los republicanos llevan gobernando desde 2011 pero lo tienen ahora más complicado, pues solo hay dos actores más en juego: Cs (3 concejales) y En Comú Podem, con 2, insuficientes para una mayoría absoluta (11).

El PSC está ya negociando posibles pactos, aunque “lo más fácil” y “de sentido común”, según su candidato, Miguel Comino, es que haya un acuerdo PSC-Cs, pues consideran que “una parte de nuestro voto es de rechazo al gobierno actual”, por lo que ven “muy poco probable” entenderse con éste, aunque todavía no descartan ninguna posibilidad.

Sant Feliu, Sant Cugat y Molins de Rei: PSC y ERC entran en juego

En la capital del Baix Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, el PSC (6 concejales) le arrebató el 26-M la primera posición a En Comú Podem, que perdió uno de los 6 ediles de ICV-EUiA, que gobernaban hasta ahora junto con los socialistas. Sin embargo, el pasado viernes los 'comuns' anunciaron oficialmente un pacto de gobierno en minoría con ERC (5 concejales), que finalmente dejará fuera a los socialistas del ejecutivo local por las "diferencias irreconciliables" entre PSC y republicanos. 

Sant Cugat del Vallès sigue siendo el único baluarte de Junts per Cataluya en el área metropolitana y, aunque pierde dos concejales de once, mantiene el número de votos. El PSC, tercera fuerza, tiene la llave para decidir si apoya a la antigua Convergència o si activa un gobierno alternativo con Esquerra y CUP. 

Por su parte, en Molins de Rei, los socialistas (7 ediles) lograron sus mejores resultados en el municipio, desbancando a Junts per Molins (4) como fuerza más votada. A diferencia de lo que ocurrió en el anterior mandato, la CUP (3) ya ha descartado reeditar el acuerdo de gobierno con Junts y ERC, aunque se sigue esbozando un gobierno independentista en minoría.

L'Hospitalet de Llobregat: Núria Marín vuelve a la mayoría absoluta

Tras dos comicios sin la mayoría absoluta que el PSC perdió en L'Hospitalet de Llobregat en 2007, los socialistas la recuperaron el pasado 26 de mayo con 14 concejales de 27.  

A pesar de esta amplia ventaja, la alcaldesa Núria Marín tiene intención de ofrecer a los 'comuns' (3 concejales) entrar en el gobierno local, aunque todavía no se ha producido la reunión oficial.

Núria Marín, próxima alcaldesa de L'Hospitalet para el mandato 2019-2023. / MAITE CRUZ

Santa Coloma de Gramenet: la mayoría socialista más amplia de Catalunya 

Santa Coloma seguirá siendo el gran bastión catalán del PSC tras reforzar la mayoría absoluta que ya ostentaba pasando de 14 a 17 concejales y con un espectacular 50,95% de los votos, mejores resultados socialistas en un gran municipio catalán.

A diferencia de los casos de L'Hospitalet y Cornellà, por ahora no ha habido ofrecimiento por parte de la alcaldesa Núria Parlon de entrar en el gobierno a otros grupos.

Cornellà de Llobregat: Balmón reedita su mayoría absoluta

Los socialistas recuperaron el pasado 26-M en Cornellà la mayoría absoluta que perdieron en 2015, pasando de 11 a 14 concejales de 27, lo que permitirá un nuevo gobierno de Antonio Balmón, alcalde desde el año 2004.

Como Núria Marín en L'Hospitalet, Balmón ya ha comunicado su intención de buscar pactos y acuerdos, "cosa que hacemos tengamos mayoría absoluta o no".

El Baix Llobregat, la comarca de las mayorías absolutas

Además de L'Hospitalet, Santa Coloma y Cornellà, el PSC salió reforzado del pasado 26-M con mayorías absolutas en otros grandes municipios, muchos de la comarca del Baix Llobregat. Es el caso de Sant Boi, Viladecans, Gavà, Esplugues y Sant Joan Despí. 

Destaca también el poderío de Junts per Catalunya en Martorell, única mayoría absoluta independentista de la comarca.

Raquel Sánchez, próxima alcaldesa de Gavà para el mandato 2019-2023. / PAU MARTÍ

Sabadell: el PSC recupera el poder con el apoyo de Podem

El PSC volverá a gobernar en Sabadell, tras cuatro años en la oposición, gracias a un acuerdo con la única concejala de PodemMarta Morell. Ambas formaciones firmaron un pacto de gobierno para que Marta Farrés (PSC) se convierta en la primera mujer alcaldesa de la cocapital vallesana.

La disputa ahora está en saber qué papel jugará Morell en el Ayuntamiento de Sabadell, ya que el pacto no trata este punto. “Estará en el gobierno de la ciudad, pero aún no hemos hablado de la distribución de los regidores”, afirmó Farrés. Por su parte, Morell explicó que su apoyo “no es un cheque en blanco”.


Terrassa: Ballart elige a ERC para destronar al PSC

Todo apunta a que Jordi Ballart volverá a gobernar en Terrassa, esta vez de la mano de Tot per Terrassa (TxT), que tiene diez concejales tras el 26-M. El exalcalde socialista quiere pactar con ERC, con quien suma 15 concejales, suficientes para lograr la mayoría absoluta (14).

Ambas formaciones establecieron una comisión negociadora la semana pasada y, según Ballart, “nada hace pensar que no lleguemos a un acuerdo antes del Pleno de investidura”. Este pacto sitúa al PSC al frente de la oposición, siendo la primera vez que los socialistas no gobiernan en Terrassa.