Ir a contenido

EN UNA CAFETERÍA

Asesinada una menor en un bar del Eixample de Barcelona

La Guardia Urbana ha arrestado en el Raval al propietario de la cafetería de la avenida Mistral

La víctima, de 17 años, se encontraba en compañía de su novio cuando fue atacada por el presunto homicida

Guillem Sànchez / Barcelona

Vecinos depositan flores y velas frente al bar del Eixample de Barcelona donde fue asesinada una menor. En la foto, Mossos frente al local. / FERRAN NADEU (VÍDEO: EFE)

El asesinato de una chica de 17 años en el interior de una cafetería del Eixample de Barcelona, ocurrido este martes a les 15.30 horas, no es fácil de explicar. La menor se encontraba paseando frente a este local, ubicado en el número 69 de la avenida Mistral, en compañía de su novio, tres años mayor que ella. Al parecer, la pareja discutía y ella he entrado en el bar. Instantes después, el joven ha comenzado a gritar y a pedir auxilio porque habían atacado a su novia. El propietario de la cafetería, un hombre de origen marroquí y 32 años, ha salido del bar, montado en una bicicleta, y se ha dado a la fuga. Ha sido arrestado sobre las 16.00 horas por el homicidio de la menor, de nacionalidad española, al ser detenido ensangrentado y en estado de shock por una patrulla de la Guardia Urbana de Barcelona.

"Han hecho daño a mi novia"

El joven, pareja de la víctima, ha entrado a las 15.30 horas, justo después de la salvaje agresión, en la panadería situada enfrente pidiendo a gritos a las trabajadoras que llamaran a la policía. "Decía que le habían hecho daño a su novia, que la habían encerrado dentro y que había oído gritos", relataba esta tarde una de las mujeres. Las empleadas del horno han calmado al joven como han podido y han tratado de hacerle entender que tenía que ser él quien avisara a la policía. 

Cuando los primeros agentes de los Mossos d’Esquadra han acudido al lugar, han entrado en el bar y han hallado a la chica muerta, tendida en el suelo. Su cuerpo presentaba heridas de arma blanca y, a falta de la autopsia que se practicará a su cadáver y permitirá confirmar la causa de la muerte, los indicios son claros y apuntan a que murió acuchillada. 

Aparece el presunto asesino 

A pesar de que el relato del joven resultaba difícil de creer, una llamada de la Guardia Urbana ha hecho que la descripción de lo ocurrido cobrara algo de sentido: en la calle de Hospital del barrio del Raval una patrulla de la policía municipal acababa de arrestar a un hombre de 32 años, de rasgos magrebíes. Era el dueño de la cafetería. Los Mossos han confirmado horas más tarde que este hombre había ingresado en el calabozo de la comisaría de Les Corts como sospechoso de asesinar a la menor. 

La avenida Mistral estaba prácticamente vacía a la hora de comer. Pero el crimen, cometido en el interior del local pero en pleno día, ha convertido esta areteria peatonal del centro de Barcelona en un hormiguero. Los Mossos, cuya comisaría del Eixample se encuentra a pocos metros –en la plaza de España–, han acordonado la zona. La policía científica desde el interior del bar han recogido muestras biológicas mientras los agentes del Àrea d’Investigació Criminal (AIC) han interrogado a testimonios que han presenciado alguna pieza que ayude a comprender un puzle que, por el momento, sigue sin montarse del todo. Entre ellos han hablado con una antigua trabajadora de la cafetería.

Según esta mujer, de nacionalidad chilena, la cafetería ‘Bar 69’ es propiedad de Farid y abrió hace unos 3 o 4 meses. Ella servía cafés y fue despedida la pasada semana porque el local cerró. Otros vecinos, no obstante, aseguran que han visto cómo la cafetería abría y cerraba sus puertas durante los últimos días sin mantener ningún horario comercial claro.

Farid, según su entorno, es un hombre que se ganaba la vida haciendo de anfitrión de turistas alojados en Airbnb. Con el dinero ganado alquilando estos departamentos había abierto el bar. Fuentes policiales subrayan que no dan por cerrada ninguna hipótesis.