Ir a contenido

La CUP denuncia el sacrificio de 68 perros en la perrera de Barcelona y los voluntarios lo desmienten

Los animales sacrificados tenían problemas de comportamiento

Efe / El Periódico

Centro de acogida de animales de compañía de Barcelona.

Centro de acogida de animales de compañía de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

El grupo de CUP Capgirem en el Ayuntamiento de Barcelona ha denunciado "el sacrificio" de 68 perros de razas potencialmente peligrosas pero que no habían protagonizado ningún incidente y estaban sanos en el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona (CAACB) a finales de diciembre. Un extremo que desmienten voluntarios de la perrera.

El concejal de la CUP Pere Casas ha explicado que a fecha 18 de diciembre 2018 constaban en las dependencias del CAACB 217 perros y en fecha del 26 de diciembre pasado, 149 perros y que en este periodo se prohibió el acceso al recinto de algunos de los voluntarios que iban expresamente a trabajar con los perros de razas potencialmente peligrosas para integrarlos y socializarlos.

Según una de las voluntarias más veteranas de la perrera, la perrera "solo ha sacrificado dos perros" y ha sido por "problemas de comportamiento, con el beneplácito de los veterinarios", mientras que otros 90 fueron trasladados al centro de Argentona, por "problemas de espacio" y niega que se haya vetado el acceso a los voluntarios "en ningún momento". 

La Ley de Protección Animal de Cataluña 2/2008 prohíbe clara y explícitamente el sacrificio, a excepción de enfermedad grave e incurable, enfermedad infectocontagiosa que sea una amenaza para la salud pública o peligrosidad demostrada, y ninguno de los perros desaparecidos cumplían estos requisitos, asegura la CUP.

De modo "clandestino"

Casas ha asegurado que se trata de "sacrificios clandestinos" ante la previsión de que después de Navidad y Reyes ingresaran muchos perros en el CAACB.

Ante esta situación, la CUP preguntará en la comisión de Ecología qué medidas tomará el ayuntamiento para evitar que no se vuelvan a producir este tipo de actuaciones contrarias a la Ley de Protección Animal en Catalunya y qué actuaciones tomará para averiguar y exigir responsabilidades por el sacrificio, sin ningún informe que avalara este tipo de intervención.

La voluntaria atribuye las acusaciones de sacrificios ilegales "a una campaña en contra de Ada Colau" y sostiene que no es cierto que no haya mantas o que se maltrate a los animales.

Temas: Perros CUP