Ir a contenido

PUGNA EN EL TRANSPORTE

Uber ultima su regreso a Barcelona y los taxistas le auguran un "infierno"

La empresa admite "errores del pasado" e intenta volver a la ciudad con licencias legales de VTC

"Nadie como ellos para despertat a la bestia", asegura uno de los líderes del taxi metropolitano

El Periódico

Huelga y manifestación de taxistas en Barcelona en abril del 2017.

Huelga y manifestación de taxistas en Barcelona en abril del 2017. / FERRAN NADEU

Tras unos meses de relativa calma, el sector del taxi vuelve a afilar los cuchillos después de que Uber haya anunciado su intención de desembarcar de manera inminente en Barcelona. La multinacional echará mano de las licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor) para regresar a la capital catalana, de la que se tuvo que marchar por la vía judicial en diciembre del 2014. 

La empresa, según avanza 'Voz populi', está trabajando para regresar de manera legal, adquiriendo esos permisos de VTC de los que carecía en su primera intentona. Pero aunque disponga de las credenciales, en Barcelona se encontrará con dos escollos. En primer lugar, la oposición frontal de los taxistas, que ayer ya reaccionaron en las redes sociales con un "bienvenidos al infierno". Y en segundo lugar, con una nueva normativa del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que obligará a estos vehículos a disponer de un segundo permiso para operar dentro del ámbito de los 36 municipios afectados. El organismo encargado de que se cumpla esta reglamentación será el Instituto Metropolitano del Taxi (IMT). La norma se aprobó a finales de febrero y pasa ahora por el preceptivo periodo de exposición pública (30 días). Agotado ese plazo, será aprobada definitivamente por el pleno de la AMB. Cómo afrontará Uber este nuevo requisito es una incógnita.

La compañía quiere volver a Barcelona y lleva "mucho tiempo" trabajando en ello, si bien aún no se ha marcado una fecha concreta, según indicaron a Europa Press fuentes de la firma estadounidense. "Uber ha revolucionado la forma en que la gente se mueve por las ciudades de todo el mundo, pero también es cierto que hemos cometido errores por el camino", indica un portavoz de Uber. "No obstante -prosigue-, estamos cambiando nuestra manera de trabajar, centrando nuestros esfuerzos en conseguir la confianza de las ciudades en las que estamos presentes. Y Barcelona no es una excepción. Queremos trabajar con los agentes locales para contribuir a construir un modelo de movilidad más sostenible".

Despertar a la bestia

La extensión del actual servicio de Uber a Barcelona coincidirá con la batalla que el sector del taxi tiene abierto contra las VTC, al considerar que presentan una competencia desleal, y los nuevos requisitos que el Ministerio de Fomento aprobó a finales de año para estas firmas de alquiler de coche con conductor. El propio ministro Iñigo de la Serna se ha reunido este martes con miembros de la Federación Española del Taxi, a los que ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha reafirmado su compromiso por el servicio público del taxi y la mejora del mismo.

Pero por mucho que el Gobierno aporte serenidad, los taxistas de Barcelona ya han anunciado que recibirán a Uber con un "infierno". "Nadie como ellos para despertar a la bestia", avanza uno de los líderes de Élite, la asociación mayoritaria en el entorno metropolitano. Pero no solo les harán frente en las calles. También en el frente legal: "Estaremos muy atentos a todos sus movimientos para cuando empiecen a saltarse la ley y la nueva normativa del AMB". 

0 Comentarios
cargando