Ir a contenido

Nueva normativa

Barcelona limita las licencias para vehículos VTC

La AMB ha aprobado un nuevo reglamento que regulará la actividad de servicios como Uber o Cabify

La normativa exigirá que todas las licencias que ya operan en la capital catalana se acojan al reglamento

El Periódico

La nueva normativa regulará la actividad de servicios como Uber o Cabify 

La nueva normativa regulará la actividad de servicios como Uber o Cabify 

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha aprobado este martes el reglamento que regulará la actividad del alquiler de vehículos con conductor (VTC), un servicio que ofrecen plataformas como Uber o Cabify y que a partir de ahora requerirá de una autorización previa.

La alcaldesa de Barcelona y presidenta del AMB, Ada Colau, ya anunció el pasado mes de diciembre su intención de elaborar un reglamento para limitar el número de vehículos con esta licencia que circulan por el área metropolitana. Colau señaló en su momento que se utilizaría como referencia la proporción de un vehículo VTC por cada 30 taxis que establece la ley estatal.

Este nuevo reglamento pasará ahora a exposición pública durante treinta días hábiles antes de su aprobación definitiva, según ha informado la AMB.

La decisión llega después del proceso de participación iniciado en diciembre y que ha permitido recibir aportaciones de las asociaciones profesionales del taxi, muy críticos con las VTC, de particulares, de asociaciones vinculadas a estos servicios y de otras administraciones públicas.

El nuevo texto establece que el ejercicio de la actividad de alquiler de vehículos de hasta nueve plazas con conductor estará condicionado a una autorización previa, provisional o definitiva. La normativa exigirá, además, que todas las licencias que ya operan en la capital catalana se acojan al reglamento si quieren continuar ejerciendo el servicio dentro de los 36 municipios metropolitanos. 

La concesión de una autorización o no a un vehículo VTC se decidirá en función de si el servicio ya está cubierto y de factores como la congestión del tráfico o la contaminación.

El organismo encargado de cumplir la nueva reglamentación, que establece también el régimen sancionador correspondiente, será el Instituto Metropolitano del Taxi (IMET).

UNAUTO, la principal asociación de VTC de España, ha considerado "paradójico" que Barcelona haya aprobado esta regulación la misma semana que la capital catalana vuelve a convertirse en la capital mundial del móvil.

Ha advertido, en este sentido, de que si la reglamentación entra en vigor "cientos de puestos de trabajo se verán en riesgo y las personas que buscaban en la conducción profesional una opción para ganarse la vida se quedarán sin ella".

"Lo realmente grave es que imponer una limitación con carácter retroactivo supondría un ataque a los derechos de aquellos operadores que actualmente se encuentran prestando sus servicios y que quedarán desempleados", asegura UNAUTO en un comunicado.

La entidad comprende la preocupación de las autoridades en materia de movilidad, congestión y contaminación, pero no ve razonable que las medidas restrictivas se centren en los vehículos VTC.

"Sea cual sea el pretexto de la normativa, la realidad es que las medidas seguirán protegiendo los privilegios del monopolio del taxi en contra de las VTC", sostiene el presidente de UNAUTO, Eduardo Martín, que considera que si se blindan los privilegios del taxi el ciudadano "seguirá a merced de las tarifas y suplementos" que este colectivo proponga. 

0 Comentarios
cargando