Ir a contenido

CONFLICTO DE CONVIVENCIA

Casi dos de cada tres pisos vacíos del Raval están en manos de bancos o fondos

Un informe municipal constata el repunte de recogida de jeringuillas en Ciutat Vella

En el 2017 se realizaron 33 entradas conjuntas de Mossos y Urbana en narcopisos

El Periódico

Un albañil culmina el tapiado con ladrillos de un balcón de uno de los dos narcopisos del número 22 de la calle de En Roig.

Un albañil culmina el tapiado con ladrillos de un balcón de uno de los dos narcopisos del número 22 de la calle de En Roig. / GUILLEM SÀNCHEZ

El ayuntamiento ha facilitado por fin datos sobre "la problemática de las drogas en el Raval" y el fenómeno de los narcopisos por medio de un informe sobre la situación, tras meses de opacidad. El recuento de viviendas vacías identificadas en el barrio y su posterior seguimiento revela que casi dos de cada tres están en manos de entidades financieras (29%) y sociedades inversoras (32%). Su desidia en la gestión de estos pisos ha propiciado su ocupación con fines delictivos, como es el tráfico de drogas.

Desde julio del año pasado, un equipo específico se ha dedicado a "movilizar pisos vacíos y/o ocupados con finalidad de venta de drogas". Hata ahora se está haciendo seguimiento de 269 inmuebles identificados, de los que en 161 casos se ha contactado con los propietarios. De estos, con 36 se ha acordado destinarlos a la bolsa de alquiler del ayuntamiento (con 10 cesiones formalizadas) y otros 68 irán al alquiler de mercado libre (27 ya alquilados). El ayuntamiento mantiene que la movilización de estas viviendas es la mejor herramienta preventiva o para evitar una reocupación en cuanto se libera un narcopiso. 

La mayoría de pisos vacíos se concentran en la zona de Riereta (35%), seguidos por la zona de En Roig, Baluard y Sant Gil. Según el informe,19 estarían ocupados a fecha de hoy, aunque de un centenar aún no se tienen datos al respecto. Un total de 73 están vacíos y asegurados (el ayuntamiento recomienda tapiarlos), 47 están habitados y otros 30 vacíos sin protección.

Intervenciones

Tras meses de duras críticas vecinales por la presunta pasividad municipal en esta grave crisis de convivencia, el ayuntamiento destaca 33 entradas policiales a narcopisos (coordinadas entre Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana) realizadas en el 2017, a sumar a las 24 del 2016. En las seis primeras semanas de este año se han efectuado cuatro, con un total de seis detenciones.

Un indicador del repunte que vive el problema de las drogas en Ciutat Vella es la recogida de jeringuillas en las calles. Aunque en el 2004 fueron más de 120.000, frente a las 31.012 del 2017, preocupa la tendencia al alza en los últimos dos años. La mayoria de estas se hallaron en Ciutat Vella, frente a la disminución en otros distritos.

El ayuntamiento señala que su plan de choque desde el verano pasado ha supuesto una inversión de 1,12 millones de euros adicionales para incorporar personal (a su programa de drogas, jurídico, refuerzo de la Urbana, ampliación horaria y de educadores en el CAS Baluard...). También afirma haber reforzado los recursos de limpieza en la vía pública.

0 Comentarios
cargando