11 jul 2020

Ir a contenido

Finaliza la prueba piloto de la 'supermanzana' del Poblenou

El ayuntamiento urbanizará varios tramos, construirá 68 nuevos pisos de protección y recuperará dos solares

Superilla del Poblenou.

Superilla del Poblenou.

El Ayuntamiento de Barcelona acaba de dar por finalizado el periodo de prueba piloto de la controvertida 'supermanzana' del Poblenou y avanza en diferentes actuaciones en el espacio público para implantar sus usos definitivos, que serán deportivos, infantiles, culturales, vecinales, asociativos y de descanso.

La nueva actividad tendrá inicialmente un carácter temporal y reversible para evaluar su funcionamiento, y antes de verano se implantarán de forma progresiva las actuaciones estructurales, con proyectos de urbanización que comportarán obras y transformaciones, ha destacado el consistorio este miércoles en un comunicado.

Entre las actuaciones del entorno de la 'supermanzana', el ayuntamiento también construirá un edificio del Patronat Municipal de l'Habitatge de 11 plantas con 68 nuevos pisos de protección oficial en un interior de manzana en desuso, con unas obras que empezarán este mes, según detalla.

OFERTA TRANSITORIA

De momento, se están llevando a cabo las actuaciones temporales, con un gasto hasta la fecha de 423.245 euros y con la incorporación de 12 mesas de picnic en Sancho d'Àvila y Roc Boronat, 144 árboles --la mayoría en Almogàvers--, 95 bancos, 46 sillas, 28 asientos para niños y 90 aparcamientos de bicis.

También está previsto instalar una pista de atletismo, mesas de ping-pong, y un circuito de juego en Almogàvers; un punto de recarga de coches eléctricos en Roc Boronat; juegos pintados en el suelo en Sancho d'Àvila; un poema de Miquel Martí i Pol en Roc Boronat; una canasta en Ciutat de Granada, y áreas de juego infantiles en Sancho d'Àvila.

El gobierno de Ada Colau aboga por ubicar proyectos culturales de forma estable y sostiene que la 'supermanzana' tendrá un carácter polivalente, ya que determinados espacios podrán acoger actividades vecinales y otras, como ferias de entidades y mercados eventuales.

Los usos se implantarán después de un análisis de la prueba piloto, de sesiones abiertas en diversos espacios y de la creación de una comisión de trabajo con colectivos y entidades implicados, como la Plataforma d'Afectats perr la Superilla, el colectivo 'Superilla' Poblenou, asociaciones de vecinos, el 22@ Network, la Taula Eix Pere IV, universidades, escuelas, el Fòrum District, ejes comerciales y sindicatos.

CALENDARIO PREVISTO

La calle Almogàvers, entre Roc Boronat y Llacuna, será de plataforma única, con un proyecto que se licitó en marzo por 1,09 millones de euros para unas obras que empezarán en junio e incluirán un área de juegos infantiles de 147 metros cuadrados, zonas verdes, bancos, un carril de circulación y espacio para bicis.

Los proyectos de Sancho d'Àvila entre Roc Boronat y la rambla de Poblenou y el de Almogàvers entre Badajoz y Roc Boronat aumentarán zonas verdes, usos infantiles y deportivos, en un proyecto que se consensuará con los vecinos y cuyas obras empezarán previsiblemente en el segundo trimestre de 2018.

El ayuntamiento ampliará las aceras de los espacios de entrada a la supermanzana y las hará continuas con vados de entrada y salida en unas obras que empezarán a final de año, y urbanizará las nuevas plazas de Dolors Piera e Isabel Vila, en las que se incluirán huertos urbanos de gestión comunitaria.

Además, se urbanizará la zona de la plaza de Tísner, en la que aparcan vehículos, para evitar que lo hagan y así recuperar la zona para usos vecinales, con unas obras cuyo inicio está todavía por concretar.

En materia de movilidad, el municipio ha aplicado desde el 30 de enero ajustes como la continuidad de la calle de Roc Boronat en un solo carril; convertir en zona exclusiva para peatones Sancho d'Àvila entre Llacuna y Roc Boronat; cambios en las paradas de autobuses, y una implementación progresiva de marcadores de delimitación de carriles para personas ciegas.