UNA HISTORIA DE SARRIÀ-SANT GERVASI

La clínica Barraquer y su mirada faraónica

El centro oftalmológico de Muntaner tiene muchas referencias a la cultura egipcia

Las operaciones de cataratas dieron fama mundial al instituto

Escaleras del interior de la clínica Barraquer.

Escaleras del interior de la clínica Barraquer. / AUGUST BLÁZQUEZ

1
Se lee en minutos
LLUÍS PACHECO / BARCELONA

Cuando se habla de oftalmología en Barcelona, automáticamente, se suele pensar en la Clínica Barraquer (Muntaner, 314), una de las más destacadas no solo de Barcelona, sino de España y Europa. El profesor Ignasi Barraquer (1884-1965), hijo de Josep Antoni Barraquer (1852-1924)-el primer catedrático en oftalmología de Barcelona-, la inauguró en 1941 en una zona que, por aquel entonces, estaba prácticamente desierta. Antes, los Barraquer pasaban consulta en la ronda de Sant Pere.

Ya desde su inicio, la clínica llamó la atención de mucha gente, tanto de residentes en la ciudad como de extranjeros. El motivo fue que Ignasi Barraquer creó una intervención para las cataratas, la cual tuvo mucha difusión. Ese auge de clientes hizo que las instalaciones tuvieran que ampliarse. En 1955 se construyó el edificio en la calle de Laforja y en 1972 se añadieron tres pisos, pasando a tener siete.

SILENCIO Y OSCURIDAD

Los cambios no se quedaron ahí. "Antes era un edificio muy silencioso y oscuro, al contrario que ahora", recuerda Mercè Baibé, de 67 años, que se visitó en la clínica con solo 7 años. Destaca el elevado número de extranjeros que acudían a la clínica en esa época. Recuerda que la poca luz evitaba molestias a los pacientes a los que habían dilatado la pupila.

Noticias relacionadas

El interior del recinto destaca también por las numerosos recuerdos a la cultura egipcia. No se sabe el motivo exacto, pero existen dos teorías. Los egipcios fueron los primeros en hacer intervenciones oculares, y pocos años antes de crear la clínica, se descubrió la tumba de Tutankamón. La referencia más clara es el ojo de Horus en el techo donde están las escaleras.

Si algo destaca en la clínica es que todo elemento tiene una razón de ser. "Barraquer introdujo la ergonomía en la medicina. Todo liga con todo", comenta en una visita a la clínica Antoni Castanyer, admirador de la figura de Josep Antoni Barraquer, quien además destaca las numerosas obras de arte que hay en el edificio y la profesionalidad y amabilidad del personal.