CiU y PSC piden un pacto de ciudad sobre acogida

PP y C's recuerdan a la alcaldesa que la gestión de refugiados compete a la UE

La oposición tiende la mano a Colau pero le exige que cuente con el resto de grupos

Una técnico municipal atiende a una mujer en la oficina del SAIER, junto a la plaza de Espanya, ayer.

Una técnico municipal atiende a una mujer en la oficina del SAIER, junto a la plaza de Espanya, ayer. / CARLOS MONTAÑÉS

Se lee en minutos

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

El exalcalde Xavier Trias y el líder de los socialistas en la capital catalana, Jaume Collboni, aplaudieron este miércoles la intención del gobierno de Ada Colau de mejorar la acogida de refugiados Ada Colau acogida de refugiados, y le pidieron que cuente con ellos para afrontar algo que debe de ser un pacto de ciudad.

"Pido a la alcaldesa que nos tenga en cuenta. Que cree un grupo de trabajo en el que estén presentes todos los partidos y un equipo de seguimiento. Tenemos que ser capaces de consensuar políticas que sean aplicables. La alcaldesa nos tendrá a su lado para defender aquellas políticas que hagan de Barcelona referente de ciudad solidaria; más allá de la foto", apuntó Trias, que insistió en que "no es verdad que no se pueda hacer nada" desde los municipios por las personas huidas de su país.

En la misma línea, Collboni se refirió a "la vergüenza colectiva» que representa "que los gobiernos miren hacia otro lado ante la llegada de refugiados" y recordó la obligación de defender los derechos humanos por encima de cualquier otro interés, subrayando la idea de que Barcelona tiene una larga tradición como ciudad refugio, "impulsada durante los gobiernos de progreso liderados por los socialistas", que consideró que ahora hay que recuperar.

POSICIONES DISTINTAS

El líder de los republicanos, Alfred Bosch, consideró que la idea de la red de ciudades refugio es "un buen paso en la línea de la propuesta presentada por ERC el viernes pasado [que pedía que Barcelona se ofreciera a recoger refugiados]", aunque advirtió que espera que esa red no se convierta en una "red política partidista a nivel español donde solo participen ciudades de determinado color político", en clara alusión a la convención de "ciudades por el cambio" de este fin de semana en Barcelona.

Quien se mostró más crítica con la iniciativa de Colau fue la portavoz de Ciutadans, Carina Mejías, que subrayó que no hay que confundir "refugiados con las personas que entran en España de forma ilegal". "Lo que necesitamos es una política europea. El conjunto de Europa tiene que actuar; lo que no podemos es trasladar esa responsabilidad a los ayuntamientos, que no tienen competencia, o a las familias", aseguró Mejías, quien recordó que "las medidas que están tomando otros países son la creación de campos de refugiados de forma ordenada".

CONCRECIÓN

Te puede interesar

El popular Alberto Fernández, por su parte, apuntó, en la misma línea que su excompañera de filas Carina Mejías, que "Barcelona no puede resolver sola los problemas del mundo por mucho que deseemos todos ser solidarios. Tenemos que actuar de acuerdo a nuestras competencias y posibilidades". "Pedimos concreción sobre cómo se llevaría a cabo esta acogida", añadió Fernández, quien concluyó con un "Barcelona no se gobierna a golpe de tuit y de mensajes en Facebook".

El grupo municipal de la CUP no valoró ayer el plan propuesto por el equipo de Colau y solo adelantó que hoy presentará su propuesta para acoger refugiados a nivel catalán.